El centro de salud del barrio de Comillas (Carabanchel), ubicado en la calle Eduardo Marquina, atiende a casi 25.000 vecinos, casi el doble de la población que le corresponde.

La noticia de que la Comunidad de Madrid había aprobado la construcción de un nuevo centro de salud en la calle Antonio Leyva tranquilizó a los vecinos. La alegría, sin embargo, no ha durado mucho ya que el Gobierno regional va a instalar un módulo prefabricado en la parcela del futuro centro. La medida, además, viene acompañada de una reducción de plantilla, que saturará más aún el servicio de atención sanitaria.

El hecho de que no haya aún fecha de inicio de la construcción del nuevo centro y de que el módulo prefabricado se instalará en la misma parcela hace dudar a los vecinos de la provisionalidad del barracón. Hasta el momento, la asociación de vecinos ha recogido 3.000 firmas para exigir a la Comunidad de Madrid que se comprometa a fijar una fecha de inicio y fin de las obras y que no reduzca la plantilla de profesionales, que en el centro de Eduardo Marquina han tenido que atender a algunos pacientes en el pasillo.