Aunque la enmienda fue presentada por los dos partidos de la oposición en la cámara, PSOE y Podemos, el contenido de la misma ha sido fruto del trabajo de varios meses en la Mesa Técnica creada para la ocasión, y de la que han formado parte los tres partidos, PSOE, Ciudadanos y Podemos, y representantes de la plataforma social Madrid en Transporte Público (MTP), de la que forma parte la FRAVM.

El pasado 15 de septiembre la Asamblea de Madrid aprobó una Proposición No de Ley (PNL) que instaba al Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid a dotar a la Comunidad de Madrid de un abono social de transporte para personas desempleadas y excluidas. La PNL del 15 de septiembre salió adelante con los votos a favor de los tres partidos, PSOE, Ciudadanos y Podemos, e instaba a la creación de la Mesa Técnica para hacer realidad esta aspiración. Desde el minuto cero, en noviembre de 2016, los representantes en la Mesa Técnica de los tres partidos y de Madrid en Transporte Público se pusieron manos a la obra para dotar a la Comunidad de Madrid de un abono social, acordando unánimemente, como primera medida de urgencia, la creación de un abono social gratuito para las personas perceptoras de la Renta Mínima de Inserción.

Las reuniones de trabajo de la Mesa Técnica continuaron durante 2017 buscando la forma de incluir la propuesta del abono social RMI en los esperados presupuestos de este año, y ahora, llegado el momento de la verdad, la primera votación en Comisión, los representantes de Ciudadanos, sin ninguna explicación, han votado en contra de lo que ellos mismos han estado creando durante los últimos meses, y han dejado de lado las aspiraciones de miles de personas que pudieran beneficiarse de este Abono Social RMI.

En Madrid en Transporte Público nos sentimos engañados y maltratados por el fondo y la forma en que han sucedido los hechos. MTP lleva más de un año de negociaciones con los partidos en la Asamblea madrileña buscando un acuerdo que satisfaga a todas las partes, y en ese empeño dejamos muchas de nuestras aspiraciones en la puerta de la Asamblea, conscientes de que el abono social que acordábamos era absolutamente insuficiente, no era el nuestro, pero pusimos en valor el hecho de lograr un pequeño objetivo, el abono social RMI, para después continuar con los trabajos que lograsen un auténtico abono social que diese respuestas a las graves necesidades de muchas de las personas que viven en la Comunidad de Madrid.

Ahora Ciudadanos con su voto dinamita todo este año de trabajo. Afortunadamente, todavía hay remedio. El próximo 4 y 5 de mayo se discutirán los Presupuestos del 2017 en la Asamblea de Madrid y se votará nuevamente la enmienda sobre el abono social RMI. MTP hará todo lo que esté en su mano para lograr que Ciudadanos no vote, de nuevo, junto al PP, dilapidando el trabajo de una año, y dejando a una buena parte de la ciudadanía excluida de la Comunidad de Madrid sin el necesario abono social de transporte.