El pasado 2 de febrero, dos días después de que más de 800 personas inundaran las calles de Coslada para reivindicar la apertura de la conexión del municipio con la M-45, la AV El Cerro remitió una carta a la presidenta regional, Esperanza Aguirre, solicitando su intervención para desbloquear una situación que, durante tres años, ha obligado a los cosladeños a recorrer 7 kilómetros cada vez que querían incorporarse a la autopista de circunvalación.

Días más tarde, la Coordinadora de Asociaciones de Vecinos envió sendas cartas a la presidenta y al director General de Carreteras requiriendo la inmediata reapertura de los accesos a la M-45. El 10 de febrero, los vecinos celebraban el inicio de las obras de reapertura de la conexión. Sin embargo, aseguran, “nosotros pasamos y visitamos a diario la actual conexión, que nos obliga desde hace más de tres años ha dar un rodeo de 7 kilómetros. De lo que vemos no sacamos la conclusión de que allí se esté trabajando con la intención de acabar las obras en dos meses y medio, como hemos leído, y ni siquiera de hacerla”.

Por todo ello y, mientras no obtengan una comunicación oficial que confirme el inicio de las obras para reabrir la conexión y, en su caso, los plazos de finalización previstos, la coordinadora vecinal ha decidido seguir adelante con las movilizaciones. “No descansaremos -advierten- hasta que las obras nos indiquen lo contrario. Ya nos han mentido en otras ocasiones”.

La próxima será el domingo 27 de febrero a las 12h. La manifestación partirá desde el Centro Cultural Margarita Nelken hasta la rotonda de acceso a la M-45, por las calles Méjico, la avenida de España y Manuel Azaña volviendo a rotonda. “Si con estas acciones comedidas no conseguimos nuestros objetivos -advierten-, nos veremos obligados a solicitar de la ciudadanía otro tipo de acciones más contundentes”.