La Comunidad de Madrid ha invertido ingentes cantidades de dinero en anunciar la construcción e inauguración de los nuevos hospitales. Es el caso del hospital de Majadahonda, que abrirá sus puertas al público a lo largo de este año con 878 camas dando servicio a las vecinas y vecinos de Moncloa-Aravaca, de la Casa de Campo, de Ciudad Universitaria y de varias localidades más del área metropolitana noroeste y de la sierra de Guadarrama.

El Gobierno regional no ha aclarado nada acerca del futuro del hasta hoy hospital de referencia del área 6, el Puerta de Hierro. Ángel Cuéllar, portavoz la AV Poetas Dehesa de la Villa (Moncloa), señala con preocupación que “a pesar de nuestros constantes requerimientos, la consejería de Sanidad no nos dice nada del futuro de nuestro hospital. A los vecinos de Moncloa nos preocupa, y mucho, que lo cierren, habida cuenta de que el de Majadahonda nace ya saturado puesto que tendrá que dar servicio a cerca de 600.000 madrileños, más del doble de lo recomendado por la Ley General de Sanidad, y alcanzará los 800.000 con los crecimientos urbanísticos por el nuevo planeamiento general de Las Rozas (8.000 viv), Galapagar (7.000 viviendas), Cercedilla (1.700 viv) Los Molinos (1.500 ), y el planeamiento propuesto en el Área énea Norte de Torrelodones (1.536 viv). Los vecinos no nos podemos permitir el lujo de que cierren sus instalaciones cuando el nuevo hospital no asegura la cobertura sanitaria a todos los usuarios de la zona. Pedimos, por tanto, al Gobierno regional que se comprometa a mantener el actual hospital público. Además, la Iniciativa de Financiación Privada elegida por el Gobierno regional como modelo de gestión del nuevo hospital no nos inspira ninguna confianza. La corta trayectoria de hospitales como el del Henares no hace sino confirmar nuestros temores”.

Vecinos y trabajadores del hospital convocan una concentración que tendrá lugar mañana martes 15 de abril a las 19h. frente a la sede de la consejería de Sanidad, en la calle Aduana para pedir el mantenimiento del Puerta de Hierro.

La misma preocupación manifiestan las asociaciones vecinales del área 4 (Ciudad Lineal, San Blas y Hortaleza) con el futuro del hospital Ramón y Cajal. Pablo Santamaría, portavoz de la AV La Merced del Barrio de Quintana (Ciudad Lineal) denuncia que “las asociaciones estamos esperando desde noviembre de 2006 para reunirnos con el gerente del hospital. A pesar de nuestra insistencia, no ha accedido a darnos una cita. Este silencio resulta más que inquietante desde diciembre del pasado año. El 21 de ese mes tuvimos conocimiento de que la consejería de Sanidad va a contratar los servicios de una empresa privada para la redacción del plan funcional del hospital Ramón y Cajal y de los centros de especialidades del área. Como viene siendo habitual, el Gobierno regional está actuando a espaldas de los vecinos y profesionales y presentando sus medidas por la vía de los hechos consumados. Nos preocupa que la consejería elimine camas del Ramón y Cajal, que en la actualidad atiende a casi 600.000 personas”.

Las asociaciones vecinales convocan una concentración en la puerta del hospital el miércoles 16 de abril a las 11.30h. con los lemas “Ninguna reducción de camas en el hospital” y “Participación de usuarios y trabajadores, no de empresas privadas”.

Pepe Cabanillas, responsable de la comisión de Sanidad de la FRAVM informa de que “las asociaciones vecinales están trasladando a la Federación la preocupación de la ciudadanía ante la política sanitaria del Gobierno regional, que está destinando el grueso del presupuesto del capítulo de sanidad a la financiación y puesta en marcha de los nuevos hospitales de gestión privada a costa del abandono de la Atención Primaria y alimentando la incertidumbre acerca del futuro de los hospitales públicos, cuya excelencia defendemos frente al modelo de la Iniciativa de Financiación Privada, un modelo que ha demostrado ser no sólo más caro, sino menos seguro y eficaz que el público en países como Gran Bretaña. Llama la atención, además, que la consejería de Sanidad construya los nuevos hospitales sin aprobar ni publicar previamente ningún estudio de necesidades. A este respecto recordamos que no ha contestado a ninguna de las 14.000 alegaciones que presentamos a finales de 2006 a la propuesta de zonificación sanitaria. Llama la atención, también, el silencio que rodea a la redacción de los planes funcionales de los hospitales públicos, que prevén la eliminación de camas hospitalarias. El trasvase de dinero público a empresas privadas que, como estamos comprobando en los centros de Valdemoro y el del Henares, no garantizan un servicio eficaz y el progresivo desmantelamiento de la sanidad pública está generando un tremendo malestar en las asociaciones, que están empezando a convocar movilizaciones para las próximas semanas”.