El Ayuntamiento de Colmenar Viejo, gobernado por el PP, ha cedido una parcela de 33.000 metros cuadrados para construir un colegio concertado que la Comunidad de Madrid cederá a la Unidad Temporal de Empresas (UTE) Gestión de Centros Educativos-Grupo Cantoblanco por un canon anual de 7.500 euros. El equipo de Gobierno explica que el centro completa la oferta educativa del municipio sin que suponga ningún gasto para las arcas municipales y regionales, alegando que hay un movimiento vecinal a favor del colegio concertado. No es el caso de la A.V. Colmenar Norte que, en consonancia con la histórica labor del movimiento vecinal, ha manifestado su más firme oposición a la medida adoptada por el Ayuntamiento.