Al menos 570.039 personas se encuentran en situación de desempleo en la Comunidad de Madrid. Con los sucesivos recortes aplicados a las prestaciones por desempleo y unos “tarifazos” que han disparado los precios del transporte público, este se ha convertido en un “lujo” que no todos se pueden permitir. No son pocas las personas que no pueden pagar el abono transporte para asistir a un curso de formación o a una entrevista de trabajo.

Los colectivos que constituyen la Red por la Dignidad de los Barrios y Pueblos de Madrid, de la que forman parte el movimiento vecinal, las asambleas del 15M… dieron a conocer sus reivindicaciones el pasado 7 de febrero mediante la ocupación simultánea de varias oficinas de “desempleo” de Madrid.

El Plan de Rescate Ciudadano que recoge estas exigencias incluye (ver archivo relacionado) la del trasporte gratuito para las personas desempleadas y sus familias. Para hacer pública esta demanda, que garantizaría la libertad de movimiento de más de medio millón de familias, el viernes 15 de marzo volvieron a la calle para hacer pública otra de las medidas incluidas en su Plan. Y lo hicieron formando tres “marchas suburbanas” en las líneas de metro 1, 2 y 3 que desembocaron a las 19h en el intercambiador de la Puerta del Sol. Allí y, rodeados por un desproporcionado  despliegue policial, las más de 200 personas congregadas mostraron el ‘cupón’ gratuito para desempleados y sus familias, hicieron público su apoyo a las trabajadoras y trabajadores del suburbano, en lucha por el mantenimiento de sus condiciones de trabajo y celebraron una asamblea para definir los próximos pasos a dar por una red que crece día a día.