En un comunicado que ha hecho público con motivo de la protesta, la plataforma indica que “colectivos, asociaciones y vecinos y vecinas del barrio de Hortaleza se quejan del abandono institucional al que se les somete desde la Junta Municipal de Hortaleza y que queda plasmado en las inversiones territorializadas elaboradas para el distrito por el Ayuntamiento de Madrid para el año 2021”. En esta inversión, de 9.164.143 euros, un 41,6% se destinará a la construcción de tres parkings disuasorios, a los que hay que añadir el que se ha cedido a Iberdrola en una parcela municipal clasificada como deportiva al lado de un colegio público que supuestamente ha financiado la propia empresa.

Entre estos tres aparcamientos se encuentra el de Mar de Cristal, que ya generó una amplia oposición entre el tejido asociativo del barrio y parte de los partidos políticos representados en la Junta de Distrito. Cuando la pasada primavera se anunció su construcción, el rechazo vecinal hizo que el concejal presidente, Alberto Serrano, se comprometiera a paralizar cualquier actuación hasta encontrar un consenso con las asociaciones de Hortaleza. Serrano llegó a prometer incluso una reunión con Borja Carabante, delegado del Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, pero desde entonces, y hablamos del pasado mes de junio, no se ha convocado ningún encuentro en este sentido.

Cinco meses después, la vecindad se ha topado con que el Ayuntamiento tiene asignados 2,2 millones de euros para la construcción del controvertido parking, lo que implica, a tenor de la citada plataforma, faltar “a los compromisos repetidos en multitud de ocasiones tanto en el pleno como en los medios de comunicación del barrio y en redes sociales”.

El tejido asociativo de Hortaleza considera que es absolutamente desproporcionado que casi la mitad de la inversión se destine a la construcción de parkings en este contexto de crisis sanitaria, social y económica. “Hortaleza tiene importantes carencias en servicios sociales, acceso a la vivienda, movilidad sostenible, educativas y culturales, y esta decisión va a agravarlas, y como ejemplo de ello, ya se ha sacrificado la construcción de la biblioteca de la calle Arequipa. En su lugar se construirá una base del SAMUR, teniendo muy cerca un servicio de urgencias en el Centro de Salud de Mar Báltico”, sostiene la plataforma vecinal.

Por ende, “el parking de Mar de Cristal implicará un aumento de tráfico y contaminación junto a un centro educativo [el IES Gabriel García Márquez], un centro sanitario y nuestras viviendas. Es, además, fácil de ver que tal como está planteado no cumplirá su función disuasoria, si no más bien todo lo contrario, pues facilitará el transporte en vehículo privado a las oficinas cercanas y funcionará como parking alternativo al del aeropuerto y el recinto ferial”, apostilla el colectivo vecinal, antes de criticar que desde que comenzara el actual mandato municipal “se ha eliminado el carril bici que acercaba Hortaleza al centro de Madrid y se favorece ostensiblemente la circulación en coche privado en detrimento de la movilidad sostenible”.

Por todo lo anterior, asociaciones, colectivos y vecinas y vecinos de Hortaleza se concentrarán esta tarde a las 17:30 frente a la Junta Municipal para “exigir a Alberto Serrano y a su equipo que varíen esta apuesta por el coche como centro de su política de movilidad para comprometerse con políticas sostenibles que cuiden el entorno y la salud de la ciudadanía y que revisen las inversiones para que las partidas mayoritarias no sean para la construcción de más parkings sino que prioricen las necesidades de las vecinas y vecinos del barrio”.