Tras numerosas reuniones celebradas entre la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM), las asociaciones de vecinos federadas del distrito y el Área de Gobierno de Economía y Participación Ciudadana al objeto de negociar las actuaciones a ejecutar en el Plan, la Coordinadora de Asociaciones de Usera comunicó a la FRAVM el pasado 11 de octubre su decisión de no suscribir el acuerdo en tanto “queda probado que, salvo cuestiones de matiz o erróneas, no se ha admitido ninguna de las propuestas efectuadas como alegaciones”. Acto seguido, la FRAVM remitió una comunicación al concejal de Economía y Participación Ciudadana, Miguel Ángel Villanueva, anunciando la suspensión, por parte de la Federación, de la firma del Plan dada la falta de acuerdo entre las entidades vecinales. No obstante, saluda su aprobación en tanto en cuanto constituye una inyección de equipamientos y programas dirigidos a responder, en parte, a las necesidades definidas colectivamente por las entidades ciudadanas participantes en el proceso de negociación y a la política de reequilibrio territorial que, desde hace años, ha guiado la actuación del movimiento vecinal. La Federación pone de manifiesto, además, que continuará trabajando y reivindicando las medidas que los vecinos consideren necesarias para profundizar en el camino abierto por el Plan Especial.

Actuaciones aprobadas Destacan, entre las actuaciones previstas, que serán ejecutadas entre 2005 y 2008 y contarán con un presupuesto total de 6.609.270 euros durante el próximo año, la construcción de dos escuelas municipales infantiles en los barrios de Moscardó y Poblado dirigido de Orcasitas; un centro de servicios sociales, un centro de mayores y un centro de día en San Fermín; un centro de formación ocupacional y una biblioteca en Orcasur; un centro municipal de salud en Pradolongo; un centro cultural y juvenil en el Barrio de Zofío y dos equipamientos deportivos en Meseta de Orcasitas y San Fermín. El Plan incluye, asimismo, la contratación de un mediador vecinal más, un dinamizador de parques, un mediador deportivo-cultural, dos agentes tutores y un educador de absentismo, un programa de intervención medioambiental y un conjunto de propuestas a elevar a la administración central, como el soterramiento de la M-40 a su paso por el distrito y al órgano gestor de Infraestructuras Ferroviarias para el enterramiento de las vías del ferrocarril en Usera.