El aeropuerto de Barajas, una de las mayores infraestructuras de la Comunidad de Madrid, se encuentra rodeado de varias poblaciones cuyas vecinas y vecinos padecen la contaminación acústica y atmosférica provocada por un tráfico aéreo que ha crecido con las sucesivas ampliaciones del aeródromo. Las entidades vecinales que representan a las cerca de 800.000 personas afectadas han acompañado esta mañana a Montserrat Muñoz, la portavoz de IU-ICV en la rueda de prensa de presentación de una interpelación urgente que el grupo parlamentario presentará esta tarde sobre las iniciativas políticas del Gobierno frente al impacto ambiental que genera el Aeropuerto de Barajas.

En 1996 se dio luz verde a la primera ampliación, con la construcción de una tercera pista que obligó a poner en marcha un plan de insonorización que afectó a numerosas viviendas del entorno. A pesar de la constatación evidente de que el aeropuerto provocaba un grave impacto medioambiental que afecta a la salud de más de medio millón de personas y de la falta de rigor de los estudios presentados, en 2001 el ministerio de Fomento aprobó una nueva ampliación con la construcción de dos nuevas pistas y una nueva terminal, la T-4 que entró en funcionamiento en 2006. Sorprendentemente, la huella acústica presentada por la Comisión de Seguimiento Ambiental de las actuaciones de ampliación del Sistema Aeroportuario (CSAM) había presentado una huella acústica inferior a la aprobada en 1999.

El mes de julio pasado, AENA presentaba un nuevo mapa de ruido ¡basado en datos de 2005!, -fecha anterior a la puesta en marcha del Gran Barajas-, que provocó la protesta unánime de más de treinta ayuntamientos de la comunidad madrileña, la movilización de las entidades ciudadanas y la presentación de las oportunas alegaciones por parte de la FRAVM.

Por todo ello, la FRAVM ha apoyado la iniciativa del grupo parlamentario IU-ICV para que los responsables del Gobierno central respondan de las medidas que adoptará para hacer frente al impacto medioambiental que genera el aeropuerto.