‘Madrid deja huella’ fue el nombre que eligió el equipo de arquitectos responsable de diseñar el Canal de Remo olímpico para unas instalaciones deportivas que se ubicarán en el Parque Lineal del Manzanares. La Asociación de Vecinos Independiente de Butarque (Villaverde) comparte el diagnóstico. Pero una huella nefasta. Tanto es así que hoy ha denunciado el proyecto ante el organismo competente en materia de patrimonio histórico de la Comunidad de Madrid por poner en peligro los bienes arqueológicos, paleontológicos, geológicos, históricos y naturales protegidos de la ribera del Manzanares. La denuncia se ha presentado coincidiendo con la visita a Madrid de los miembros de la Comisión de Evaluación del Comité Olímpico Internacional (COI) para valorar la candidatura de la capital para albergar los Juegos Olímpicos de 2016.

La entidad vecinal es una firme defensora de la ribera del Manzanares que, a su paso por el Parque Lineal, obtuvo en su momento la calificación de Bien de Interés Cultural toda vez que conserva numerosos yacimientos arqueopaleontológicos protegidos por la Comunidad de Madrid y catalogados por el Ayuntamiento de la capital. Destacan por su valor histórico los restos del Real Canal del Manzanares, una obra de ingeniería del s.XVIII promovida por los Borbones, que pretendían hacer navegable el río Manzanares. Construyeron para ello un canal paralelo al río para extraer el agua del cauce y, mediante esclusas, permitr la navegación de pequeñas barcazas desde el Puente de Toledo hasta la localidad de Rivas. El canal, que goza de la máxima protección patrimonial, se verá seriamente afectado por las obras de ejecución del Canal de Remo Olímpico, que ocupará una superficie de 2 kilómetros de largo por 150 metros de ancho.

Por todo ello, AVIB ha vuelto a pedir por enésima vez al Ayuntamiento de Madrid que modifique su ubicación trasladando la sede a la ribera contraria al objeto de minimizar el impacto medioambiental del Canal de Remo, que en la otra orilla compartiría espacio con otras infraestructuras dotacionales, como una subestación eléctrica, un estanque de tormentas y una depuradora.

‘Por la misma razón -señala la asociación en un comunicado- hemos denunciando a la vez la ejecución en la zona de una doble vía del AVE, igual de agresiva con el entorno que el Canal de Remo olímpico propuesto ya que ni con el AVE ni con los Juegos Olímpicos, iconos para las administraciones del progreso y el desarrollo social, se ha planteado en ningún momento la regeneración urbana y medioambiental del barrio de Butarque que, de ejecutarse estas infraestructuras, perderá uno de los pocos espacios existentes para la práctica del deporte’. Además, los vecinos tendrán que hacer frente a una paradógica situación: el barrio de Butarque seguirá sin metro, pero sus vecinos, eso sí, verán el AVE desde sus casas.