Tal y como reza la convocatoria de este año, la número trece, “la movilidad urbana sostenible es un reto de todos, tanto de las administraciones públicas como del tejido social (las empresas, las instituciones y la ciudadanía en general). Con las distinciones anuales queremos reconocer y dar a conocer las mejores iniciativas sociales y empresariales que ya apuestan por la nueva cultura” de este tipo de movilidad en la ciudad de Madrid.

Los proyectos interesados podrán concursar en las siguientes categorías:

  • Eficiencia energética.
  • Planes o acciones generales o específicos de movilidad.
  • Fomento de movilidad sostenible, en las subcategorías de:
    • Movilidad de personas.
    • Transporte de mercancías.
  • Aplicación de nuevas tecnologías a la movilidad.
  • Campañas de comunicación y sensibilización por una movilidad sostenible.
  • Implicación ciudadana, en las subcategorías de:
    • Eventos y otras actividades mediáticas.
    • Comunidades de vecinos y asociaciones.
    • Comunidad educativa.

Dirigidos a todas aquellas personas o instituciones que en su ámbito de actividad hayan realizado o estén realizando alguna buena práctica de movilidad en la capital, podrán concurrir a estos premios empresas, instituciones, centros educativos, consorcios industriales, centros comerciales, centros sociales (polideportivos, bibliotecas…), comunidades de vecinos, eventos y personas físicas.

Las inscripciones deberán hacerse de forma on-line, a través del siguiente enlace:

El jurado, en el que además de la FRAVM participan instituciones como el Consorcio Regional de Transportes, la EMT, la Universidad Politécnica de Madrid, la Cámara de Comercio o RENFE, valorará los siguientes aspectos de las candidaturas:

  • Alcance y repercusión de la medida o conjunto de medidas.
  • Carácter innovador. Por la aportación de soluciones al cambio de conductas y costumbres relacionadas con los modelos tradicionales basados en el uso del vehículo privado.
  • Replicabilidad por otras instituciones, organizaciones.
  • Grado de implantación. Se considerará requisito indispensable que la práctica haya cumplido al menos seis meses de funcionamiento y que tenga vocación de permanencia en el tiempo. Quedan excluidas de este requisito aquellas prácticas a las que, por su naturaleza, no se les pueda exigir su observancia (campañas, eventos, etc.)
  • Acciones que acompañan y favorecen su implantación.

La FRAVM anima a sus asociaciones federadas y a otros colectivos de barrio a presentar sus buenas prácticas y proyectos sobre movilidad sostenible a esta nueva edición de Muévete Verde.

Puedes hallar más información sobre estos premios aquí.