La asociación vecinal, que ya ha recogido 1.500 firmas para reclamar que Aravaca sea declarada el distrito número 22 de la capital, recuerda que sus casi 26.000 habitantes necesitan “urgentemente”, además de la citada biblioteca, “un centro de salud con servicio de urgencias de 24 horas, un instituto público de enseñanza, una guardería infantil municipal y un Centro de Día para mayores”. En materia de movilidad, Osa Mayor, que destaca la ausencia de un acceso al Bus-Vao, lleva muchos meses demandando un autobús directo al hospital Puerta de Hierro y en general “la adecuación del transporte público a las necesidades existentes”. Otra reclamación histórica es la inclusión de todo el barrio en la “zona A” del abono transporte de la Comunidad de Madrid, como disfruta la inmensa mayoría de los usuarios del área metropolitana de Madrid.

En cuestiones relativas a medio ambiente, el vecindario reclama la creación de un punto limpio permanente y la retirada definitiva de las torres y cables de alta tensión. Después de dos décadas de pelea ciudadana, hace un año Red Eléctrica Española cortó definitivamente el suministro eléctrico del cableado de alta tensión que sobrevolaba las viviendas de Aravaca, pero aún no ha eliminado las molestas estructuras que lo soportaba.

Por otro lado, para Osa Mayor, “los servicios que vienen prestando las distintas administraciones públicas [en Aravaca] son bastante deficientes”, como muestra el estado actual de sus calles y plazas (“mal atendidas, sucias, con baches, mal señalizadas, con pintadas”) o el escaso mantenimiento de sus zonas verdes. “Siendo un distrito independiente, entre todos, podremos decidir y elegir las prioridades de los servicios que queremos tener con los impuestos y tasas que pagamos”, asegura la citada asociación vecinal en un comunicado en el que también pide una reducción de “las altísimas tasas municipales que venimos soportando”. Como distrito autónomo, “podremos conseguir que la antigua Casa Cuartel de la Guardia Civil se destine a actividades socio-culturales en beneficio de los vecinos y que se promuevan ofertas de viviendas de protección oficial o similares, tanto en régimen de compra como de alquiler”, concluye la entidad ciudadana.