Y precisamente por ese motivo la Plataforma Ciudadana de Afectados del Metro de San Fernando, compuesta por asociaciones de damnificados, vecinales, de mujeres, AMPAs, y los partidos IU y PSOE, presentó en la mañana del jueves, 31 de marzo, unas 3.200 firmas de ciudadanos de la localidad que demandan a Cristina Cifuentes que “una vez finalizadas las obras que se están llevando a cabo en el Complejo El Pilar se garantice que las dependencias allí ubicadas vuelvan” a ese mismo lugar. Se trata de la Escuela de Adultos, la Escuela Oficial de Idiomas (EOI), la Escuela Infantil El Tambor, la Concejalía de Educación, Igualdad, Juventud y la sede de la Asociación de Mujeres Montserrat Roig.

Debido a la aparición, en noviembre de 2015, de peligrosas grietas ocasionadas por la red de metro y de los complejos trabajos de asentamiento de los terrenos que se pusieron en marcha a partir de entonces, todas estas dotaciones han tenido que trasladarse a otros espacios. La última en hacerlo ha sido la Escuela Oficial de Idiomas, actualmente reubicada en su homónima de Coslada. En el documento que una representación de la citada Plataforma consignó el jueves en la sede central de la Comunidad de Madrid, las personas firmantes piden a la presidenta regional de manera específica “un compromiso por escrito y en firme, para que no se produzca ningún traslado de carácter definitivo de las dotaciones educativas que alberga este complejo fuera del municipio de San Fernando de Henares”.

Recordemos que las grietas ocasionadas por el suburbano obligaron a derribar el gimnasio de la Escuela de Adultos y a cerrar, desde noviembre de 2015, todas las estaciones de Metro del municipio. Desde entonces, algo que continúa en la actualidad, la Comunidad de Madrid realiza inyecciones de mortero tanto en la superficie como en el subsuelo del Complejo El Pilar. Según el consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, que ayer se reunió con Vicente Pérez, responsable de Urbanismo y Vivienda de la FRAVM, aún no hay fecha para la finalización de unos trabajos que podrían prolongarse hasta finales de año. Como tampoco hay fecha para la reapertura de la línea 7B de Metro en la localidad, a pesar de que las primeras previsiones gubernamentales apuntaban un muy optimista plazo de tres meses.

Los vecinos y vecinas no desean que las cosas se hagan de manera precipitada, con prisas. Prefieren esperar y hacer frente a las molestias generadas por las obras siempre que el resultado sea definitivo. Pero una vez que estas finalicen, quieren que los servicios clausurados sigan estando a mano. Atendiendo este deseo, el pasado 18 de febrero el Ayuntamiento de San Fernando de Henares aprobó una moción presentada por los grupos socialista e IU que recoge el contenido del documento de la Plataforma Ciudadana de Afectados del Metro, e indica “que si por alguna circunstancia que ahora desconozcamos, el Complejo El Pilar no pudiera ubicar cualquier servicio público de los anteriores mencionados, comprometerse (sic) a buscar construir instalaciones municipales dentro de San Fernando de Henares para cualquiera de ellos, con cargo a los presupuestos de la Comunidad de Madrid”.

La moción también solicita una nueva reunión de la Mesa de Movilidad ya que se tiene “constancia de que continúan los problemas, sobre todo en horas punta”, del servicio de autobuses que reemplaza al metro. La plataforma de damnificados ha pedido en diversas ocasiones un refuerzo de este servicio alternativo, así como la reapertura de la estación de San Fernando, la única de la localidad no afectada por las obras, algo que permitiría llevar el suburbano hasta el término municipal. La Comunidad de Madrid ve razonable esta última propuesta, pero de momento no se ha comprometido a llevarla a cabo.

Tras una primera ronda de reuniones con todos los grupos políticos con representación en la Asamblea de Madrid y con el Gobierno regional, la plataforma vecinal inició el 30 de marzo, con Ciudadanos, una segunda ronda de encuentros con objeto de sumar apoyos en sus reivindicaciones.