Los 140.000 vecinos y vecinas de Usera disfrutarán de nuevos equipamientos y mejores servicios a medida que las actuaciones recogidas en el acuerdo firmado ayer por representantes de la FRAVM y del área de Economía y Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Madrid se vayan ejecutando. Las medidas son el fruto de un proceso de negociación y concertación dirigido a avanzar en el difícil camino del reequilibrio territorial y social de la ciudad.

Entre las actuaciones consensuadas, destacan la construcción de un centro de mayores y otro de día para enfermos de Alzheimer; la edificación de un centro juvenil y de una escuela infantil; la rehabilitación del mercado de Orcasur, y el incremento de un 56% del número de trabajadores sociales, de un 83% de los educadores sociales, de un 50% de los mediadores interculturales, y de un 33,3% de los agentes tutores.

El acuerdo, que se formalizará en breve mediante la firma de un protocolo de colaboración entre la FRAVM y el Ayuntamiento de Madrid, a cargo de Nacho Murgui y Alberto Ruiz Gallardón, contempla, asimismo, la elaboración de estudios de viabilidad para una posible reforma integral de la plaza Elíptica y para la construcción de siete aparcamientos para residentes.

Otro de los frentes en los que más hincapié han hecho las asociaciones es en el del fomento de empleo. No en vano, Usera registra los mayores niveles de paro de la capital. Para ello, se desarrollará un itinerario completo dirigido a los colectivos con mayores dificultades de acceso al mercado laboral y varias medidas de dinamización comercial, como la rehabilitación integral del Mercado de Orcasur.

El acuerdo firmado ayer recoge, asimismo, la conquista de dos peleas vecinales: la construcción de una biblioteca en el barrio de San Fermín y la ampliación y mejora de la de Orcasur.