Se trata en general de zonas desfavorecidas, que reúnen índices muy preocupantes de desempleo, pobreza económica y energética, renta per cápita, envejecimiento o nivel de formación, donde abunda la vivienda social y el caserío presenta notables deficiencias, carencias o daños. La mayor parte de sus viviendas, casi siempre modestas, fueron construidas entre 1950 y 1980, y conforman barrios que geográficamente se encuentran entre la almendra central y los desarrollos urbanísticos de la periferia. Barrios como Almendrales, Zofío o San Fermín en Usera; Los Cármenes, Lucero o Aluche en Latina; Virgen de Begoña, Poblados A y B de Fuencarral o El Pilar en Fuencarral-El Pardo; Comillas, Colonia Velázquez o el Casco Histórico de Carabanchel Alto en Carabanchel; Simancas, Gran San Blas o la UVA de Canillejas en San Blas-Canillejas; o San Diego, Entrevías o la Colonia Sandi en Puente de Vallecas. Puedes ver aquí todos los planos de localización de las APIRU.

La FRAVM saluda que el Consistorio haya puesto el foco de intervención en rehabilitación y regeneración urbanas en estos lugares, barrios en los que viven 1.298.326 habitantes, ni más ni menos que el 38% de la población de la ciudad. En una primera fase, el Ayuntamiento destinará 16 millones de euros en dos años a ayudas directas a hogares que deseen realizar mejoras en materia de accesibilidad, conservación y eficiencia energética en sus viviendas.

Para explicar las características de estas subvenciones, cuyo plazo de solicitudes se abrirá previsiblemente a finales de mayo, la FRAVM, junto con el Área de Desarrollo Sostenible del Ayuntamiento y las Juntas Municipales de Distrito, tiene previsto organizar hasta el 12 de mayo 23 asambleas informativas. En su difusión y dinamización participarán al menos 54 asociaciones vecinales de la FRAVM de los barrios beneficiarios. Las próximas reuniones, como puede verse en la Agenda del sitio web de la FRAVM, tendrán lugar en los distritos de Fuencarral, Hortaleza, Latina y Carabanchel, por ese orden. Hasta el momento, se han celebrado actos de este tipo en el Barrio del Aeropuerto de Barajas, Moratalaz, el Poblado Dirigido de Fuencarral y San Nicolas de Villaverde, con una alta participación vecinal. En todos ellos tiene un papel destacado el Área de Urbanismo y Vivienda de la FRAVM, casi siempre a través de su responsable, Vicente Pérez Quintana.

Destinado a comunidades de propietarios y viviendas unifamiliares que se encuentran en alguna de las 109 APIRU,el programa de ayudas del Ayuntamiento sufragará obras destinadas a mejorar la accesibilidad, la conservación y la eficiencia energética.Obras como la instalación de ascensores, salva-escaleras o rampas, reparaciones de grietas, goteras y elementos deteriorados, así como modificaciones que supongan un ahorro energético como el aislamiento térmico de fachadas y cubiertas o la sustitución de ventanas y equipos de climatización.

Según datos municipales,“de los 1,5 millones de viviendas que tiene la ciudad de Madrid, el 70% son anteriores a 1980, fecha a partir de la cual se comienza a aplicar la primera norma técnica de aislamiento en edificios. En estos casos, con una rehabilitación realizada con criterios de eficiencia energética se pueden conseguir ahorros de 70-80% de los consumos energéticos actuales”. Un porcentaje nada desdeñable si tenemos en cuenta que España es el cuarto país de la UE con más hogares incapaces de mantener la temperatura adecuada en sus viviendas y que el17% delas familias– más de 7 millones de personas – tienen dificultades para pagar las facturas relacionadas con la energía doméstica.

Aunque las bases de la convocatoria de estas subvenciones municipales están aún en fase de borrador, en principio el Ayuntamiento podrá sufragar el 70% de las obras de accesibilidad (hasta 10.000 euros por vivienda), el 40% de los trabajos de conservación general (hasta 4.000 euros por vivienda), el 50% de los de cimentación y saneamiento (con un límite de 6.000 euros por vivienda), y hasta un 60% de las mejoras de eficiencia energética con un límite de 8.000 euros por vivienda. Estas ayudas municipales son compatibles y complementarias a las del Plan PAREER-Crece a la eficiencia energética. Más información en este enlace.