Miembros de Ecologistas en Acción Madrid y de la Asociación Vecinal Morata de Tajuña se concentran el jueves 20 de diciembre ante las oficinas de Cementos Portland Valderrivas (esquina de las calles José Abascal y Zurbano) para exigir la retirada del proyecto en virtud del cual la empresa pretende incinerar residuos en la fábrica de cemento El Palo, situado en la localidad.

Ambas asociaciones denuncian que la documentación entregada por la empresa para lograr el Estudio de Impacto Ambiental positivo es incompleta y engañosa. Portland Valderrivas alega que los residuos que se van a quemar en la cementera de Morata no son reciclables y que las emisiones no son tóxicas. Una lectura pormenorizada del documento revela, sin embargo, que se incinerarán lodos, plásticos y neumáticos, que son 100% utilizables y reciclables. Por otro lado, la bibliografía especializada advierte de que las emisiones producidas por la incineración de estos residuos son altamente contaminantes y perjudiciales para la salud.

Las asociaciones denuncian, por su parte, que las emisiones de los residuos propuestos como nuevo combustible afectarán de manera grave a la salud de las personas y al medio ambiente, en especial a cultivos estratégicos en nuestra comunidad como el aceite y el vino en un radio de 20 kilómetros.

El pasado mes de noviembre, la asociación vecinal denunció al Gobierno regional ante la Fiscalía General del Estado por vulnerar varias directivas europeas y leyes nacionales (directiva 96/61/CE, directiva 2003/05/CE y directiva 2008/98/CE. Ley 16/2002 de 1 de Julio, Ley 27/2006 18 de Julio, Ley 22/2011 de 28 de Julio, Ley 2/2002 de 19 Junio) referidas a la conservación del medio ambiente y a la participación de la ciudadanía.