A pesar de que hace dos semanas lograron superar las 50.000 adhesiones que son necesarias para que su propuesta pueda ser debatida en la Asamblea de Madrid, la Coordinadora de Vivienda de Madrid (que agrupa a la PAH y a los grupos de vivienda del 15M), la FRAVM y la Asociación Libre de Abogados (ALA) han realizado un nuevo llamamiento a sus activistas y voluntarios para reunir, antes del 26 de mayo, al menos 60.000 firmas. 60.000 razones que esa jornada, fecha límite de la recogida de firmas, deberán registrar en el parlamento regional. Desde Aranjuez a Manzanares El Real, desde Móstoles a Alcalá de Henares, pasando por Majadahonda, Leganés, Getafe, Colmenar Viejo y la práctica totalidad de los distritos de la capital, mañana se instalarán decenas de mesas para llegar al nuevo objetivo. Los petos verdes de los luchadores y luchadoras de la ILP, que en los dos últimos meses hemos podido ver en cualquier rincón de nuestra geografía y en todo tipo de eventos públicos, volverán a teñir la región, como ya hicieran en la primera gran jornada de recogida de firmas de la campaña, el pasado 1 de abril. En el sitio www.ilpviviendamadrid.com puedes ver el mapa con las mesas previstas para mañana.

Desahucios como el que se ha producido esta misma mañana en Vallecas, que ha finalizado con Vera, una madre sola y sus cuatro hijas en la calle, a instancias de Bankia, la propietaria de la vivienda, no hace sino alentar a las impulsoras de la ILP en su propósito final de que su propuesta de ley sea aprobada en la Asamblea de Madrid. El de Vera, activista de PAH Vallecas, es el octavo desahucio ejecutado por la entidad rescatada en el distrito de Puente de Vallecas desde el mes de abril. Tras el desalojo, la mujer y sus niñas han sido reubicadas en un piso liberado por la llamada Obra Social de la PAH. Una vez más, la solidaridad de la ciudadanía se ha adelantado a la acción de la Administración, mostrándose mucho más diligente y eficaz que esta.

La ILP que proponen los colectivos sociales nace, entre otras cosas, para poner fin a este tipo de situaciones. Con ella quedarán prohibidos los desalojos de familias sin alternativa habitacional, así como los cortes de suministros básicos como luz, el agua y el gas. La Administración tendrá la obligación de garantizar un techo a todos los ciudadanos y ciudadanas de la región madrileña y penalizará a los grandes tenedores (como Bankia) por sus usos antisociales de la vivienda.

Tras la recogida de firmas de este fin de semana, las organizaciones promotoras de la ILP iniciaran el recuento de firmas que el día 26 llevarán a la Asamblea de Madrid. A partir de ese momento la propuesta queda en manos de los grupos políticos, que antes de someterla a votación deberán decidir si la admiten a trámite. El PP y Ciudadanos, que han mostrado sus reservas a la ILP, podrían rechazar su admisión, evitando de esta manera que la voz de la gente sea escuchada en sede parlamentaria. Los impulsores de la ILP esperan que, al menos, permitan su debate en el pleno de la Asamblea.

En el marco de la campaña de la ILP de vivienda, esta semana el Ayuntamiento de Aranjuez ha aprobado, con los votos en contra del PP y la abstención de Ciudadanos, una moción de apoyo a la iniciativa. Antes lo hicieron los consistorios de Móstoles, Valdemoro y Parla.

Los impulsores de la ILP también han elaborado un manifiesto en defensa de la iniciativa que ya han suscrito cientos de organizaciones y personas procedentes de todos los ámbitos de la vida cultural, social y política de la región

Además, el próximo lunes organizan un debate que, con el título “Construyendo el derecho a la vivienda” será presentado y moderado en el Teatro del Barrio (Lavapiés) por el actor Alberto San Juan. El acto comenzará a las 19:00.