2.000 personas secundaron ayer la concentración convocada por la FRAVM y la FADSP ante la sede de la consejería de Sanidad, en la que se puso de manifiesto la indignación ciudadana provocada por los problemas derivados de las consecuencias de la privatización de la sanidad pública promovida por el Gobierno regional y la pésima gestión que el equipo de Gobierno de Esperanza Aguirre ha hecho del llamado “caso Severo Ochoa”.

Aunque la cita era a las 19h., centenares de personas, muchas de ellas miembros de las numerosas plataformas ciudadanas que, día a día trabajan en defensa de la sanidad pública, abarrotaban ya la calle Aduana a las 18.45h. respondiendo a la convocatoria de la FRAVM y la Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública (FADSP).

Ambas organizaciones denuncian la preocupante situación de la Atención Primaria en Madrid como consecuencia de la ingente inversión que la consejería de Sanidad está destinando a la construcción de los nuevos hospitales, gestionados por empresas privadas. Una situación que padecen los millones de vecinos y vecinas que se ven obligados a soportar listas de espera de varios días para una primera consulta en Atención Primaria y los miles de médicos (un 90% del total de la plantilla) que tienen que atender a 1.500 tarjetas sanitarias individuales, frente a las 1.000 o 1.200 recomendadas.

Los portavoces de las organizaciones denunciaron que “el Gobierno regional parece más interesado en responder a las demandas de las grandes empresas concesionarias de los nuevos hospitales que en resolver los problemas de la ciudadanía. Es lo que se desprende de los datos que señalan que este año y, a pesar de que nuestra región se sitúa a la cola de las Comunidades Autónomas en inversión en Atención Primaria (AP), el equipo de Aguirre ha invertido un 0,7% menos que el pasado. Tampoco parece que la situación vaya a mejorar los próximos años ya que la consejería de Güemes prácticamente ha congelado la contratación de personal sanitario”.

Pepe Cabanillas, responsable de la comisión de Sanidad de la FRAVM recordó que “hace dos años apenas éramos doscientas las personas que nos concentramos aquí para presentar las 13.000 alegaciones contra la propuesta de zonificación sanitaria de la Comunidad de Madrid. Hoy somos diez veces más. Y seremos muchos más en las movilizaciones que el movimiento ciudadano y los profesionales organizaremos hasta conseguir una sanidad 100×100 pública y de calidad para todos”, una reivindicación que los asistentes reproducían en pancartas con lemas como: “De Madrid al cielo Ya con sanidad del PP”, “Lamela dimisión”, “El PP es liberal con la salud ajena”, “Sanidad pública y de calidad”. Otras muchas hacían referencia el caso Severo Ochoa: “Lamela político terminal”, “Por la dignidad de los profesionales del hospital Severo Ochoa, Lamela dimisión” y “Lamela cabrón, no llevabas razón”.

Hacia las 20h., cuando la Policía Nacional ya había tenido que cerrar al tráfico parte de la calle Alcalá por la masiva afluencia de gente, los organizadores dieron por finalizada la concentración, no sin antes recordar que el próximo jueves 14 de febrero a las 18.30h. la Federación Local de Asociaciones de Vecinos de Leganés, la Asociación en Defensa del Severo Ochoa y la FRAVM convocan una manifestación que partirá a las 18.30h. desde la glorieta de los Cabezones hasta el hospital Severo Ochoa en defensa de los profesionales sanitarios represaliados por las denuncias anónimas por presuntas sedaciones irregulares y para exigir la dimisión de Lamela y Güemes (ver convocatoria relacionada).