La Junta Municipal de Latina ha sido el escenario de la firma del Protocolo para desarrollar el Plan Especial de Inversiones y Actuación Territorial del distrito de Latina que Francisco Caño, presidente de la FRAVM y el alcalde, Alberto Ruiz Gallardón han suscrito hoy. El Protocolo culmina un arduo trabajo compartido entre el movimiento vecinal y la administración local a fin de incluir a Latina en un proceso de reequilibrio territorial y social que lleve a sus vecinos a alcanzar el mismo bienestar que otras zonas de Madrid más favorecidas. Para ello, el Ayuntamiento ha destinado una partida presupuestaria de 4,7 millones de euros. No olvidemos que la composición social de Latina – 260.000 habitantes que representan el 8,2% del censo de la ciudad- es particularmente sensible a procesos de exclusión social, máxime en un territorio con escasas infraestructuras públicas: un 20% de las personas mayores de Madrid y un 13% de la población inmigrante viven en Latina, un segmento de la población con necesidades específicas.

El diagnóstico de necesidades elaborado por las asociaciones de vecinos del distrito el pasado año apunta a una palpable insuficiencia de equipamientos, sobre todo escuelas infantiles, centros de día y de acogida para enfermos de Alzheimer, sin olvidar el problema de la vivienda, que en Latina se concreta con especial virulencia en la Colonia del Lucero, que concentra un elevado número de personas mayores cuyas viviendas presentan un importante deterioro y necesitan de una urgente rehabilitación y en el poblado de Las Mimbreras, donde reside un alto porcentaje de los inmigrantes del distrito. Las intervenciones no sólo afrontarán el problema de las viviendas. El protocolo prevé también llevar a cabo un apoyo social y de formación a medio plazo a las familias realojadas.

Pero aún hay más. Amén de las actuaciones en vivienda y de las inversiones en equipamiento social, educativo y cultural, por fin los vecinos verán cumplir una de sus más urgentes reivindicaciones: la supresión de la barrera que históricamente han supuesto las vías del Metro mediante el cubrimiento de las vías entre las estaciones de Campamento y Empalme. Junto a ello, también se ha aprobado la mejora de la movilidad en el acceso a Aluche y la remodelación del actual intercambiador. Continuando con el espíritu de consenso y participación que ha definido la negociación del Plan de Inversiones, se va a constituir una comisión de seguimiento. Asimismo, habrá reuniones sectoriales entre asociaciones vecinales y las áreas de Gobierno del Ayuntamiento que impulsarán el Plan.