Con la presencia de históricos dirigentes sindicales, políticos y vecinales como Marcelino Camacho, Nicolás Redondo, Julián Ariza, Víctor Díaz Cardiel, José Ajenjo, Mariano Gamo y muchos más, las asociaciones vecinales de Latina y Carabanchel, con la colaboración de los Foros por la Memoria, colocaron ayer una placa en la antigua cárcel de Carabanchel como homenaje a la personas que fueron víctimas de la represión franquista por defender la libertad y la justicia social.

Las entidades ciudadanas, llevan más de quince años luchando para conseguir el uso social de los terrenos, evitando cualquier pretensión de especulación sobre el suelo a través de la construcción de viviendas. Además de un hospital de gestión pública directa, una residencia para la tercera edad y un centro universitario, el proyecto vecinal incluye el mantenimiento de parte de la estructura central de la cárcel para ubicar un gran centro cultural vinculado a la paz, los derechos humanos y la memoria histórica, como ya se ha hecho en otros muchos países que han sufrido los rigores de regímenes dictatoriales.

Para conseguir los objetivos, las asociaciones vecinales han preparado una carta que dirigirán al presidente del Gobierno español, para recabar el mayor número de apoyos posibles procedentes de personas y entidades sociales destacadas del mundo de la cultura, el sindicalismo, la política y la defensa de los derechos humanos.

Las vecinas y vecinos de estos distritos lamentan ‘la actitud de las administraciones implicadas, Ministerio del Interior, propietario de los terrenos, Comunidad y Ayuntamiento de Madrid, que han reconocido mantener negociaciones a espaldas de las asociaciones de vecinos’. Por este motivo exigen ser recibidos por las tres administraciones y anuncian que, en caso contrario, se convocarán nuevas movilizaciones.

Las personas interesadas en apoyar la campaña pueden colaborar en la recogida de firmas en la página web de la AV Aluche.