La coordinadora, que está compuesta por doce colectivos de mayores de la región, la Comisión de Mayores de la FRAVM, entre ellos, también reclamará en esta ocasión una “reforma fiscal a la altura de las necesidades de nuestra sociedad, en la que prime un reparto más justo y equitativo, de manera que paguen más los que más tienen y se acabe con la reducida aportación de las grandes fortunas y empresas multinacionales, que se encuentran prácticamente exentas de pagar impuestos, junto con medidas que erradiquen el fraude fiscal”.

Y es que nuestros mayores no solo luchan por las pensiones “actuales y futuras” sino por avanzar hacia un Estado del bienestar real. “No son las pensiones el único problema que tenemos: es el gasto social, cada vez más reducido y deteriorado, en sanidad, educación, servicios sociales y Ley de Dependencia. Todo ello forma parte del mismo problema político y solo con voluntad política se pueden enfrentar estos problemas”, indica Mayores en Acción en un comunicado que ha hecho público con motivo de la jornada internacional.

Abundando en esa tesis, continúa la nota, “la sostenibilidad del sistema público de pensiones nos la han planteado siempre como un problema técnico, cuando es claramente un problema “político”. Nos lo plantean como una cuestión de insuficiencia de medios: los ingresos son inferiores a los gastos, por lo tanto hay que recortar. Pero nos podríamos preguntar: ¿Por qué hay dinero para la banca y no para las pensiones? ¿Por qué las pensiones se tienen que sufragarexclusivamente” con las cotizaciones sociales y no también con los PresupuestosGenerales del Estado, es decir, con los impuestos? Pensamos que esa es la clave, pues el Estado es el “garante” de las mismas, como así lo especifica el artículo 50 de la Constitución que dice: “Los Poderes Públicos garantizarán mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad”, puede leerse en el comunicado.

“Debemos tener claro, por lo tanto, que el futuro de las pensiones públicas, no solamente las actuales sino las futuras, va a depender de la fuerza que tengamos para defender nuestros derechos”, asegura la plataforma, que no será la única entidad de mayores que organice protestas mañana en el Estado. De hecho, la llamada Marea del Pensionista, en la que participa Mayores en Acción de Madrid, ha convocado acciones descentralizadas en un buen número de comunidades autónomas.