Los representantes políticos deberán votar para su aprobación el punto 16 del orden del día del pleno, en virtud del cual se insta literalmente al Área de Medio Ambiente del consistorio “que incoe un expediente para la catalogación del Pinar de San José de 1906, situado entre la Avda. de la Peseta, la carretera Barrio de la Fortuna y las calles Torta y Pinar de San José, como “Parque Histórico” de Madrid (PGOU 1997_Título IV)”. Tras este paso, el área que dirige Inés Sabanés deberá emitir un informe y elevar la petición al pleno del Ayuntamiento para su aprobación definitiva. En la actualidad, el pinar tiene la calificación de simple zona verde, lo que lo hace susceptible de ser urbanizado.

De la misma época que el Parque del Oeste, “los Hermanos de San Juan de Dios crearon el parque en 1906 como lugar de descanso de la gente que viajaba hacia y desde Madrid”, sostiene Fernando Gómez, ingeniero forestal y vocal de la Asociación Vecinal de Carabanchel Alto. Gran conocedor de este pinar de repoblación de 23,03 Ha, Gómez defenderá mañana en el pleno de la junta municipal la propuesta de cambio de catalogación: “queremos dar al pinar su excelencia, reconocer su valor histórico y medioambiental. Actualmente lo usan a diario cientos de vecinos, sobre todo en verano, que acuden a él en busca de fresquito, y está habitado por más de 20 especies distintas de aves”.

La repoblación del parque, que todavía cuenta con 1.500 pinos piñoneros, fue realizada por “un grupo de ingenieros que entonces eran lo más avanzando del mundo, y que nos dejaron joyas como el Pinar de Valsaín, el de Cercedilla o el del Monte Abantos, en El Escorial”, sostiene Gómez.

A pesar de esto, el mantenimiento del parque forestal, que desde 2013 es responsabilidad de Valoriza Servicios Integrales, es hoy muy deficiente, tal y como ha denunciado la asociación vecinal en diferentes ocasiones. “Aquí no se planta nada desde hace 15 años, el lugar está muy dejado, faltan papeleras y una mayor limpieza; por lo que es importante ampliar su protección con una nueva catalogación. De esta manera, el parque tendría un Plan Director que el Ayuntamiento estaría obligado a cumplir”, asegura el representante vecinal.

“Pero no nos vamos a quedar aquí -continúa-. Se trata de un paso importante en el marco de un proyecto más ambicioso, ya que el Parque Forestal se podría extender hacia la M-40 y seria punto de unión con los parques Manolito Gafotas, Las Cruces, Aluche, y la propia Casa de Campo. Además, a través de la pasarela que conecta Carabanchel Alto con Leganés, se puede unir con el Parque del Butarque. Con casi 50 hectáreas, estaríamos ante el corredor verde más importante de la zona sur, un pulmón extraordinario en una ciudad como Madrid donde las emisiones de CO2 son tan elevadas.