Además del sector vecinal  y empresaria, la Mesa está integrada por representantes de las Áreas de Gobierno de Coordinación Territorial y Cooperación Público-Social; Salud, Seguridad y Emergencias; Medio Ambiente y Movilidad; Coordinación de Alcaldía y Desarrollo Urbano Sostenible y las Juntas Municipales de Distrito. Ahora, el Consistorio ha querido dar un impulso a iniciativa del área de gobierno de Coordinación Territorial y Cooperación Público-Social con la creación de la figura de la Comisionada del Ocio de Madrid, que estará encargada de impulsar las medidas consensuadas en este ámbito. El acto de esta mañana ha servido, por tanto, para presentar el Plan y a Concepción García Herrera, la persona elegida para desempeñar esta labor. García Herrera, socióloga, ha desarrollado su actividad profesional en torno a la gestión y evaluación de políticas públicas en el ámbito internacional y local, y ha desempeñado su trabajo en los últimos años en la Junta de Distrito de Chamberí. La presentación ha tenido lugar en la plaza de Olavide de Chamberí y en él han tomado la palabra, además de la propia García Herrera, Nacho Murgui, delegado del Área de Coordinación Territorial y Cooperación Público-Social; Quique Villalobos, presidente de la FRAVM; y Javier Olmedo, presidente de la citada plataforma empresarial.

Las claves del nuevo modelo de ocio para Madrid

La Mesa y el Plan para el Ocio en la ciudad de Madrid pretenden desarrollar medidas de consenso para impulsar un modelo de ocio que respete la convivencia en los barrios, mejore la sostenibilidad medioambiental, permita la compatibilidad entre las actividades que tienen lugar en la ciudad y se desarrolle en un marco de seguridad. El modelo de ocio por el que trabaja de forma conjunta el gobierno municipal, el movimiento vecinal y el tejido empresarial está impregnado de una serie de valores y busca objetivos como la promoción de la componente cultural y de diversidad; la integración y la accesibilidad tanto para los visitantes como para los residentes y la seguridad y la construcción de espacios libres de violencias y acoso, especialmente para las mujeres, en los que no quepa delito de odio de ningún tipo. Por último, cabe recordar que el ocio es una potente actividad económica que crea empleo, un empleo que debe ser de calidad y responsable desde el punto de vista social y medioambiental.

Líneas de trabajo: más conocimiento, sensibilización, coordinación, mediación, y visión positiva del ocio de la ciudad

En el Plan presentado hoy se incluyen varios ejes de trabajo con actuaciones ya planificadas, con las que se pretende poder desarrollar el nuevo modelo del ocio de la ciudad.

  1. Herramientas que profundicen en el conocimiento del impacto del ocio urbano, entre ellas: una investigación sobre las relaciones entre turismo y ocio nocturno, especialmente en el centro de la ciudad; un estudio sobre consumo de drogas; creación de una base de datos relacionada con diversos aspectos del ocio nocturno, disponible en abierto a la ciudadanía, y un mapeo de estas actividades en los distritos.

Programas y acciones orientados a la sensibilización el nuevo modelo de ocio, como son el acompañamiento al desarrollo de la campaña Salimos sin Molestar del Área de Medio Ambiente y Movilidad, el impulso de la campaña NO es NO contra la violencia sexual en locales de ocio nocturno promovido por el Área de Gobierno de Políticas de Género y Diversidad, y otras campañas que se realizarán en favor de un ocio integrador y diverso en la ciudad de Madrid.

  1. Actuaciones conjuntas, planes o protocolos (entre instancias municipales y entre actores de la Mesa) orientadas a dimensiones o sectores específicas de conflicto entorno al ocio nocturno. Por ejemplo, se impulsarán acciones encaminadas a reordenar zonas con terrazas de veladores, como las medidas impulsadas desde los Foros Locales de Chamberí y Retiro, o se articularán protocolos de intervención conjunta entre Policía Municipal, Agencia de Actividades, y otros agentes de la Mesa del Ocio en materia de locales ilegales, o que generen muchas molestias.

En concreto y a propuesta del Foro Local de Chamberí, el Pleno del Distrito aprobó en septiembre del pasado año, y por ello se decretaron, unos nuevos criterios para no autorizar nuevos cerramientos de terrazas con construcciones ligeras, ni otros elementos como tarimas o cubrimientos del pavimento; introducir restricciones cuanto a la utilización de elementos anclados al pavimento, y no autorizar ampliaciones o nuevas terrazas en aceras que se amplíen. Con objeto de facilitar la identificación, la Junta de Distrito procedió a pintar sobre el suelo los límites del espacio autorizado para cada terraza.

Al hilo de esta experiencia, el Foro Local y la Junta Municipal de Retiro llevaron a cabo una iniciativa similar: la Junta Municipal de Distrito lideró la mediación para resolver el conflicto que estaba produciéndose por las terrazas instaladas en los bulevares de las calles Sainz de Baranda e Ibiza. Así, se llegó a un acuerdo entre la Asociación de Vecinos Retiro Norte y los hosteleros representados por la Asociación La Viña, por la que se reordenará el espacio físico de las terrazas autorizadas, limitando nuevas construcciones ligeras y garantizando el espacio de tránsito peatonal libre a un mínimo de 2,5 mts. de ancho de acera. Además la Junta procedió a una recolocación del mobiliario urbano en aras, también, a ampliar este espacio peatonal.

  1. Mecanismos de mediación ante conflictos de convivencia, identificando buenas prácticas que puedan ser replicadas a nivel ciudad, y también con el desarrollo de experiencias piloto.

Un ejemplo de lo que se ha trabajado ya a este respecto es una intervención conjunta entre la Junta Municipal de Moratalaz, el tejido empresarial y la Asociación Vecinal Avance de Moratalaz para dar respuesta a las quejas vecinales por el ruido en la zona de ocio conocida como La Lonja. Tras un proceso de diálogo entre los tres actores, se acordaron una serie de medidas para reducir el ruido: la colocación de elementos aislantes de goma en las patas de las mesas y las sillas para evitar el ruido provocado por el arrastre de estos elementos; el desarrollo de campañas de sensibilización; introducción de elementos de mejora en la instalación y recogida de las terrazas; limitación en la posibilidad de juntar mesas para evitar eventos numerosos, etc.

Otra experiencia de mediación está dándose en el distrito de Fuencarral- El Pardo, donde la Junta Municipal y las vecinas y vecinos, a través de la Asociación Vecinal de Montecarmelo identificaron una situación similar en las dos zonas de terrazas del barrio. Gracias a esta colaboración, la Policía Municipal ha delimitado con pintura el espacio de cada terraza e incrementado sus intervenciones por la invasión de aceras de algunas terrazas que generaban importantes problemas de movilidad y exceso de ruido.

Uno de los objetivos de la Mesa del Ocio es, por tanto, desarrollar mecanismos de mediación entre las comunidades de propietarios, asociaciones vecinales y tejido empresarial con el objeto de pactar medidas que mejoren la convivencia y faciliten la compatibilidad de las actividades.

  1. Análisis y elaboración de propuestas para la adaptación del marco normativo sobre el ocio, como pueden ser las modificaciones de las normativas municipales o la Ley de Espacios Públicos y Actuaciones Recreativas de la Comunidad de Madrid, cuyo catálogo está actualmente en proceso de modificación.
  2. Fortalecimiento de los valores positivos del ocio nocturno: apoyo y fortalecimiento a los elementos e iniciativas culturales que favorezcan un ocio urbano y especialmente nocturno de calidad acorde a los principios de la Mesa del Ocio; difusión de la Carta Ciudadana por la Ordenación y la Sostenibilidad del Ocio Nocturno en la Ciudad de Madrid y del acuerdo entre partes que lo generó, y difusión de aquellas campañas y actuaciones de los actores de la Mesa y de terceros encaminadas a fortalecer los principios que definen el modelo de ocio nocturno de la Mesa.