Responsables de colectivos defensores de la sanidad pública de Aragón, Baleares, Castilla-León, Cataluña, Madrid, Murcia, La Rioja y Valencia se dieron cita el 18 de junio en Moratalaz con objeto de poner en común sus luchas locales y el estado de la sanidad pública en sus regiones, y de avanzar hacia una mayor coordinación. Lo hicieron a invitación de la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (MESAP)-Marea Blanca, espacio del que forma parte la FRAVM y que aparece como protagonista y principal impulsora de las 45 Mareas Blancas celebradas en la capital desde 2012 hasta hoy.

Aunque no pudieron enviar delegados a esta I Asamblea Estatal de Mareas Blancas, plataformas de Andalucía, Euskadi y Galicia hicieron llegar sus aportaciones “para diseñar una estrategia común a nivel estatal de acciones, lucha y resistencia con el objetivo de defender juntas la sanidad pública universal y de calidad” y para mostrar su adhesión al nuevo espacio de confluencia, que mantendrá una reunión mensual a través de videoconferencia.

Tras una intensa jornada de debate, la Coordinadora Estatal de Mareas Blancas acordó emitir un comunicado dirigido a los partidos políticos de cara a la próxima constitución del Parlamento y del Gobierno central. “Ante la constatación de que los recortes en la sanidad pública, las privatizaciones y la exclusión sanitaria, que afecta por igual a toda la ciudadanía, sea cual sea la comunidad autónoma y ante las próximas elecciones generales, exigimos al nuevo Gobierno que se conforme tras ellas y a los partidos de la oposición que trabajen de forma preferente para blindar, vía constitucional, la sanidad pública como derecho fundamental”, puede leerse en la citada nota.

Una sanidad que, según la nueva plataforma ciudadana, debe ser “totalmente pública en provisión y producción, es decir, de titularidad únicamente pública en todos y cada uno de los servicios que preste, eliminando de facto la intromisión de la empresa privada en todos sus apartados, incluidos servicios no sanitarios que complementan el buen proceso y la calidad de la misma”.

“Les recordamos que los recursos públicos son y están exclusivamente para dotar a los servicios públicos; obviamente a la sanidad pública -continúan-. Exigimos que se vuelva a la sanidad pública universal, que se derogue la Ley 15/97, EL R:D: 16/2012 y todo tipo de normativas de carácter estatal o comunitario que cuelguen de ella y que faciliten de una u otra forma cualquier tentación privatizadora”, sostienen los colectivos sociales, antes de anunciar que en breve dará a conocer un “primer  calendario de acciones” en defensa de nuestro sistema sanitario.

Tras el encuentro del sábado, el domingo 19 de junio varias decenas de personas volvieron a manifestarse en el centro de Madrid con el lema ‘gobierne quien gobierne, la sanidad se defiende’, dando vida a la 45 Marea Blanca.