En estos días las vecinas y vecinos de los barrios colindantes al río Manzanares observan con estupor cómo ha vuelto a ser represada el agua entre las exclusas 8 y 9 con el objetivo de reabrir la Escuela de Remo Madrid Río. Esta acción paraliza el proceso de renaturalización del río Manzanares, un espacio para la biodiversidad que las asociaciones vecinales de ambas orillas consideran un bien social común para toda la ciudadanía de Madrid. Si bien el cierre de la compuerta es resultado de una decisión del Pleno del Ayuntamiento de Madrid de 2016 con el acuerdo de los promotores iniciales del proyecto de renaturalización, Ecologistas en Acción, para dar solución a las demandas de la Escuela de Remo Madrid Río, “tras observar los resultados de la renaturalización entendemos que tal decisión debe revertirse”, sostienen cuatro colectivos vecinales de los barrios ribereños afectados por la medida. Se trata de las asociaciones Pasillo Verde Imperial y Juan Duque de Arganzuela, Comillas de Carabanchel y Moscardó de Usera.

“En 2016 se consideró que era posible mantener una zona represada para el canal de remo con la naturalización del tramo previo, pero la aparición de la vida en el río y el bien social que supone incorporar un ecosistema natural en medio de la ciudad, obliga a un replanteamiento”, indican estas entidades en un comunicado. Por ello, “recuperar la renaturalización del río en el tramo ahora inundado debe ser inmediato para evitar el impacto de interrumpir el flujo de agua en el ecosistema del río, que supone para la ciudad un pasillo ecológico”. Y, sobre todo, “no puede mantenerse un canal estanco para satisfacer un interés particular, sino defender el río con sus valores naturales y sociales”, indican las cuatro entidades.

“Entendemos que la práctica del remo puede realizarse allí donde se dan mejores condiciones para ello -continúan-, por lo que abogamos para que el Ayuntamiento encuentre un acuerdo que no debe ser difícil con la escuela de remo. Lo que no podemos es sacrificar el patrimonio natural, la biodiversidad y el bien social que representa la renaturalización del río Manzanares para la práctica de un deporte. Debe priorizarse el interés general y buscar alternativas al interés particular. Por todo ello, reclamamos al Ayuntamiento de Madrid la apertura inmediata de la compuerta para mantener la recuperación de la vida del río Manzanares”, concluyen.

Las cuatro entidades han realizado un llamamiento a la participación en la concentración ‘Es un río, no un canal’ que tendrá lugar hoy viernes 13 julio a las 18:30 en la Pasarela Sur Puente de la Princesa a iniciativa de Ecologistas en Acción y animan a la ciudadanía a seguir firmando y difundiendo las propuestas que se han abierto en Change.org y en Decide Madrid.

Imagen: Tercera Información.