Tras los asesinatos de diciembre, que han conmocionado y provocado una gran indignación en la sociedad española, la red, de la que forma parte la FRAVM, emitió un comunicado en el que, además de sumarse a las movilizaciones de repulsa convocadas por toda la geografía, denuncia la ineficacia del actual sistema de protección a las víctimas de violencia machista. Ante esta realidad, exige la constitución de “una mesa urgente de análisis sobre qué está fallando a todos los niveles y escalas de gobierno” para, a continuación, activar un “Plan Urgente y Extraordinario que a comienzos de año ponga solución a esta lacra”.

En su texto, la red también demanda “que el negacionismo de la violencia machista practicado por algunos partidos políticos y grupos de extrema derecha sea condenado públicamente y reprobado de las instituciones”, con el fin de combatir una tendencia que minimiza de manera absolutamente dañina e irresponsable un problema gravísimo. Algo que es necesario atajar desde edades tempranas, de ahí la importancia de la educación. El Ministerio de Educación ha de activar” los mecanismos para concienciar de esta problemática en todos los niveles educativos”, subraya la red en su nota.

A continuación reproducimos el comunicado íntegro de la Red de Mujeres Vecinales:

Ni una vecina menos. Ni una mujer más en 2023 víctima de violencia machista. Vivas nos queremos.

La Red Estatal de Mujeres Vecinales nos sumamos a las movilizaciones feministas para denunciar el peor mes de la historia en cifras de víctimas de violencia machista.

En el día de ayer fueron múltiples las concentraciones convocadas de urgencia por el movimiento feminista del estado para denunciar los asesinatos machistas que no cesan. Tres mujeres asesinadas en las últimas 24h, 12 en una semana. Todos los medios de comunicación se han hecho eco de unas cifras que alarman sobre el fracaso del sistema para poner fin a la violencia patriarcal. El peor mes de la historia, el peor mes de diciembre desde que hay registros.

Según fuentes oficiales, en 2022 a fecha de 29 de diciembre, 48 mujeres han sido asesinadas a consecuencia de la violencia machista. Serían 1.181 mujeres desde que el Gobierno registra estos crímenes hace dos décadas.

Mujeres que han sido asesinadas por sus parejas o exparejas, por las parejas de sus madres… Una violencia que se expresa desde el peor de los contextos, desde el contexto en el que toda persona debería sentirse a salvo, el hogar, la familia.

Estamos desoladas, es tal el incesante número de víctimas que la sociedad normaliza estos hechos. No hay día que no tengamos que lamentar una víctima, nos hemos acostumbrado a los datos, a decir “una más”, sin atender a su historia, a su nombre. Mujeres que ya habían denunciado, en la mayoría de los casos, agresiones previas.

Es por ello que queremos denunciar dos hechos:

1. Que el sistema de protección a las víctimas de violencia machista se ha mostrado ineficaz. Por ello exigimos, en primer lugar, una mesa urgente de análisis sobre qué está fallando a todos los niveles y escalas de gobierno. Gobiernos municipales, regionales y Gobierno del Estado han de ponerse a trabajar conjuntamente para coordinar y dotar de más recursos a servicios sociales, judicatura y medios policiales. Ha de activarse así un Plan Urgente y Extraordinario que a comienzos de año ponga solución a esta lacra.

2. Que el negacionismo de la violencia machista practicado por algunos partidos políticos y grupos de extrema derecha sea condenado públicamente y reprobado de las instituciones. Debemos poner nombre y apellidos a quienes legitiman la violencia machista, a quienes niegan la causa de estos crímenes. Y, además, hemos de trabajar en la conciencia de esta violencia. Los centros educativos han de ser el epicentro de esta tarea; por ello, desde el Ministerio de Educación se han de activar los mecanismos para concienciar de esta problemática en todos los niveles educativos.

Por un 2023 libre de violencia machista. Por un 2023 libre de negacionismo machista.

29 de diciembre de 2022