Negociadora, peleona, carismática, honesta… y con carácter. Muchos fueron los piropos dedicados por representantes del barrio y del movimiento vecinal durante el acto a Lourdes Hernández, carabanchelera de la Asociación Vecinal General Ricardos, que falleció el pasado agosto.

Lourdes no dió ni un paso atrás en defensa de su barrio y de sus gentes, por lo que muchos fueron los logros para la ciudad y para el barrio que se consiguieron gracias a su tesón y a su insistente lucha.

Como evocó su compañera Elena Sigüenza, conocida feminista y miembro de la directiva de la FRAVM y de la Asociación Vecinal de Comillas, “peleó por un modelo de ciudad feminista e incluyente” trabajando de manera honesta y altruista.

Por su parte, Quique Villalobos, presidente de la FRAVM, recordó a Lourdes como exponente de esa generación puente entre la nada y lo que tenemos hoy e hizo una llamada a la gente joven para que sean capaces de aprender de ejemplos como el de Lourdes y seguir impulsando cambios y construir la ciudad entre todos y todas.

Como homenaje a Lourdes Hernández Ossorno, el Centro de la Mujer de Carabanchel cambiará su denominación y llevará su nombre, para que este espacio, que tanto demandó, sea el reconocimiento a la labor de toda su vida: la defensa por los derechos y la dignidad de los vecinos y, especialmente, de las vecinas.