La semana pasada, la federación vecinal, junto a decenas de colectivos sociales, presentó el comunicado “Yo, Antonia García” en el que denuncia la actitud del Gobierno central y de la Comunidad de Madrid respecto a las personas y familias beneficiarias de la RMI, muchas de las cuales viven en estos momentos una situación de profunda angustia ante la perspectiva de perder la renta mínima y no poder acceder al IMV.

Con el fin de evitar este hecho, la FRAVM ha preparado el siguiente modelo de Recurso de Alzada, que, de usarse, debe diririgirse a la Consejería de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad de la Comunidad de Madrid, organismo que gestiona las RMI.