Cuando se van a cumplir 50 años de la ampliación de la vieja carretera de Extremadura, que ha producido una enorme fractura en los barrios de El Batán y Campamento, se abre la oportunidad de revertir la situación para que sea una vía urbana más de Madrid.

La existencia de un proyecto para que sea así empuja a que la demanda ciudadana no se vea frustrada con retrasos en la aplicación de las primeras medidas del proyecto. El equipo de Gobierno de Ahora Madrid en el Ayuntamiento ha generado en nuestros barrios la ilusión de que esto puede ser posible.

Los nuevos aires que corren en las ciudades europeas señalan nuevas pautas de movilidad que hasta ahora se basaban en el uso desaforado del coche. Los supuestos beneficios de movilidad de este vehículo tienen la nefasta contrapartida de producir una contaminación que genera 470.000 muertes prematuras cada año en Europa, unas 25.000 en España, señala la plataforma Campamento Sí.

El paso de miles de vehículos por la A5 a escasos dos metros de las viviendas de El Batán y Campamento son causa de esta tasa de mortalidad, además de producir la incomunicación entre los mismos vecinos y vecinas por la barrera de esta autovía. Conocidos y denostados son los casos de muros que, en otra escala y en dolorosas circunstancias, se producen en otros lugares del mundo. Salvando las evidentes diferencias, la A5 ha producido este efecto barrera durante 50 años haciendo imposible la comunicación permeable de personas situadas a escasa distancia.

Las actuaciones para combatir la contaminación, física y química, que se desarrollan en el conjunto de la capital (Madrid Central, Plan A, Operación Gran Vía, calle Atocha…) han de extenderse al conjunto de la capital. En la zona de El Batán – Campamento la citada plataforma “está deseando que se visualicen lo antes posible ya que el plan existe y es un compromiso de Ahora Madrid”.