La primera empezará a las 19:30 ante el Codere que se encuentra en la calle San Germán esquina con Bravo Murillo que, recordemos, con 17 locales de apuestas es la calle con mayor concentración de este tipo de establecimientos en la capital. Media hora después las y los manifestantes se trasladarán hasta la calle López de Haro, 20, donde en breve abrirá otro de estos negocios. Finalmente, a las 20:30 tendrá lugar una concentración ante el número 30 de la calle Francos Rodríguez. Justo enfrente se encuentra el colegio San Juan Bautista, el Salesianos-Estrecho.

“Las personas que vivimos y trabajamos en el barrio de Tetuán estamos hartas de las casas de apuestas. El juego arruina vidas y destroza familias; además, fomenta un modelo de ocio turbio, individualista y peligroso. Los locales de apuestas se aprovechan de las personas más vulnerables, las clases populares y personas con trabajos precarios, que ven el juego como la única salida a sus problemas”, sostienen los colectivos organizadores de esta nueva protesta, entre los que se encuentra la Asociación Vecinal de Cuatro Caminos-Tetuán.

“Cada vez abren más locales, muchos muy cerca de centros educativos. También incitan al juego a los jóvenes poniendo como “cebo” precios mínimos en las consumiciones y dándoles facilidad de acceso (poco control para menores de edad)”, aseguran en un comunicado. No en vano, Tetuán es uno de los distritos más afectados por esta relación entre negocios de apuestas y colegios e institutos.

Según datos de la FRAVM, el distrito de Tetuán tiene hoy 35 locales de apuestas operativos, 36 si contamos con el que está a punto de abrir en la calle López de Haro, 20, lo que le sitúa en tercera posición en número de negocios de la capital, solo por detrás de Carabanchel y Puente de Vallecas. Mientras esta plaga se expande, “el pequeño comercio está desapareciendo, los alquileres suben y los empresarios del juego son de los pocos que pueden asumir las subidas y la especulación inmobiliaria”, aseguran los colectivos convocantes, antes de reivindicar “espacios de ocio saludable y que dejen de jugar con nuestras vecinas y vecinos”.

El movimiento vecinal de Tetuán es pionero en esta lucha. Así, el 29 de octubre de 2018 impulsó la primera manifestación en la capital contra la expansión de los locales de apuestas, y el 6 de octubre del año siguiente la calle Bravo Murillo acogió la marcha más multitudinaria de las organizadas hasta la fecha, una protesta que fue organizada por la Plataforma Contra las Casas de Apuestas de Madrid y contó con el apoyo de la FRAVM.

Como vemos, ni el anuncio de nuevo real decreto sobre el juego realizado por el ministro de Consumo, Alberto Garzón, ni la aprobación, la semana pasada, de la esperada moratoria de nuevas licencias de locales de apuestas en la Comunidad de Madrid ha frenado la movilización social contra esta plaga. El movimiento vecinal pide medidas más contundentes, que alejen el fantasma de la ludopatía de nuestra juventud y de los barrios más populares y humildes.