El espacio, día y hora elegidos no son casuales. Por ese lugar pasarán mañana las y los concejales de la corporación municipal con el fin de acceder al edificio y participar en el pleno ordinario que tendrá lugar en su interior desde las 9:15.

Representantes de las asociaciones vecinales invitarán a las y los ediles a posicionarse a favor de la clausura, antes de que finalice el año, de las terrazas Covid-19, con el objeto de reducir los graves problemas de convivencia que están generando en algunos barrios de la ciudad. Ante las persistentes molestias por exceso de ruido, suciedad, altercados y problemas de movilidad, los colectivos vecinales de barrios de la almendra central llevan meses movilizándose, protagonizando todo tipo de actos de protesta. El último tuvo lugar el pasado 15 de octubre en forma de manifestación por las calles del barrio de Ibiza y reunió a unas mil personas.

La semana pasada representantes de la FRAVM y de las asociaciones de la almendra central se reunieron con la concejal delegada de Coordinación Territorial, Transparencia y Participación Ciudadana, Silvia Saavedra, para trasladarle su postura y demanda, que no es otra que el Ayuntamiento de Madrid cumpla su promesa de clausura de las terrazas Covid-19 el próximo 31 de diciembre.