“Terraza sitúa mesas de baja ocupación pegadas a la fachada que junto con las mesas de la terraza impiden el paso a las personas con movilidad reducida. No cumple el Itinerario Peatonal Accesible”. “La terraza en banda de aparcamiento no facilita el acceso al portal y linda con una salida de parking, reduciendo la visibilidad necesaria para la conducción segura”. “El Ayuntamiento le denegó permiso para poner la terraza. Pues ahí la tiene, desde hace años, ocupando toda la acera. Le dan igual los peatones, los invidentes y sus propios clientes, que un día terminarán en la calzada atropellados. Tiene un despropósito ocupando la acera de moqueta verde y palets mal puestos que ya no le valen para todo el mobiliario que apila”.

Estos son solo tres ejemplos de las 260 quejas vecinales que los vecinos y vecinas de la capital han publicado en el mapa colaborativo sobre infracciones de terrazas que la FRAVM hizo público hace diez días. Aunque la iniciativa, que se encuentra alojada en el propio sitio web de la federación (en la dirección https://aavvmadrid.org/infracciones-terrazas-hosteleria-madrid), acaba de ponerse en marcha, da pistas de la situación de descontrol de las terrazas en la capital, una realidad que las asociaciones vecinales llevan meses denunciando y que la nueva ordenanza no ha mejorado un ápice. Es más, los abusos se han extendido y los incumplimientos de los hosteleros a la norma aparecen como una constante, un problema especialmente grave en los barrios que sufren una concentración mayor. No en vano, un elevado porcentaje de las quejas procede de los distritos de Retiro, Chamberí, Salamanca y Centro, lugares que en los últimos meses han acogido airadas protestas vecinales por las molestias causadas por la actividad de las terrazas.

Las infracciones a la ordenanza que recoge el mapa son de todo pelaje y condición, y suelen ir acompañadas de fotografías que sirven de una suerte de “prueba documental”. Entre las más frecuentes se encuentran la ausencia del mapa de la terraza visible desde el exterior, la ocupación por parte de mesas, sillas y otros objetos del Itinerario Peatonal Accesible, el incumplimiento de la distancia de 0,5 metros que debe haber entre el mobiliario y el bordillo de la calzada y la existencia de mesas y sillas pegadas a la fachada en terrazas en las que esto no está permitido. Otros incumplimientos habituales tienen que ver con los horarios de cierre y apertura; los veladores; la distancia de la terraza a lugares e instalaciones sensibles como garajes, pasos de cebra o paradas de bus; la falta de acceso a portales de viviendas desde la calzada; y el apilamiento de mesas y sillas en la vía pública.

Muchos de estos problemas se dan en calles y plazas que se encuentran en áreas calificadas como saturadas, ZAP e incluso ZPAE. En estas últimas, todavía no se han desinstalado todas las terrazas en bandas de aparcamiento existentes, a pesar de que nunca deberían de haberse autorizado, como han repetido una y otra vez las asociaciones vecinales.

“Con el mapa no pretendemos sustituir los necesarios servicios de inspección, control y vigilancia, sino visibilizar quejas y denuncias de los vecinos y vecinas que muchas veces han sido trasladadas previamente a las autoridades municipales sin que estas hayan hecho absolutamente nada por resolverlas”, aclara el presidente de la FRAVM, Quique Villalobos. “Antes de que el Ayuntamiento aprobara la nueva ordenanza de terrazas, sin consenso alguno e ignorando nuestras propuestas, ya advertimos que con los actuales servicios de control y vigilancia iba a ser muy difícil hacerla cumplir, y eso es lo que el mapa refleja. Pero aunque el Consistorio dispusiese de los medios necesarios, el equipo de Gobierno de Martínez-Almeida no tiene ninguna voluntad de obligar a los hosteleros a respetar su propia ley, y resulta indignante que continúe colocándose del lado de los incumplidores en vez de velar por los derechos de los vecinos y vecinas residentes”, asegura el dirigente vecinal.

En unas semanas, la FRAVM trasladará al Ayuntamiento los datos que recoge el mapa con el fin de colaborar con los servicios de inspección y hacer que, cuanto antes, restauren la legalidad, especialmente en aquellas zonas que sufren una mayor concentración de terrazas.

Mientras tanto, la Federación Vecinal anima a la ciudadanía de Madrid a participar en el mapa si detecta incumplimientos e irregularidades que además causan molestias en el vecindario. Para ello, ha confeccionado un sencillo formulario en el que, además del tipo de infracción detectada y su ubicación, se puede ilustrar con dos fotografías. Esta es su dirección: https://aavvmadrid.org/formulario-infracciones-terrazas-madrid/

Recordamos que puedes ver el mapa completo y todas sus entradas en: https://aavvmadrid.org/infracciones-terrazas-hosteleria-madrid/