Esta situación, arrastrada desde hace años, se ha visto agravada por el período de confinamiento hasta el punto de que se producen entre los usuarios muchas recaídas e incluso situaciones irreparables.

El Centro de Atención Integral a las Drogodependencias (CAID) del Ayuntamiento de Leganés es un centro público de gestión municipal, integrado en la red asistencial para las adicciones de la Comunidad de Madrid. Se rige por un convenio entre el Ayuntamiento y la Comunidad, en vigor desde hace 20 años y tiene una dotación presupuestaria de 600.000€. Su objetivo principal es la prestación de atención a drogodependientes de forma descentralizada y coordinada con cuatro áreas de intervención: prevención, asistencia, rehabilitación y reinserción de toxicómanos.

El centro atiende a 360 usuarios, más 76 que se encuentran en dispensario de metadona y 60 en lista de espera porque no hay médico. Para iniciar un tratamiento se necesita el informe de un médico, de una trabajadora social y un psicólogo. En el caso de Leganés ni siquiera se puede iniciar el proceso de prescripción de tratamiento a personas que piden ser ayudadas. El personal mínimo necesario para atender las necesidades de cientos de usuarios es el siguiente (en paréntesis los que actualmente están ejerciendo su labor): 2 médicos (0), 4 psicólogos (1), 2 farmacéuticos (1), 2 enfermeros (1), 2 auxiliares enfermería (0), 1 director (0), 1 coordinadora (1), 2 trabajadores sociales (2), 1 conserje (0), 1 guardia de seguridad (1), 1 orientador laboral (0).

Los problemas de contratación del Ayuntamiento de Leganés más el Estado de Alarma han golpeado con fuerza a este centro, que lleva 160 días sin médico y 216 días sin que el 75% de los pacientes reciba ayuda psicológica. 150 días sin control de analíticas.

Esto puede lleva a consecuencias incalculables que aún están por evaluar, alertan los colectivos sociales. “Dado el estado de casi abandono absoluto del CAID y sus consecuencias sanitarias y humanitarias a las que están abocados cientos de usuarios por la falta de personal sanitario/apoyo indispensables y teniendo en cuenta que el alcalde reclama insistentemente la contratación de médicos en las residencias de mayores de Leganés”, las entidades que aparecen al final de esta nota reclaman, “además de empatía que se le supone a un alcalde socialista”, los siguientes puntos:

– Se contrate todo el personal sanitario y de apoyo para dar cumplimiento al convenio.

– Se realice un informe del efecto de la pandemia sobre sus usuarios.

– Se dote de medios económicos necesarios e imprescindibles para volver a dar un tratamiento integral a todas las personas necesitadas.

Reclamamos sanidad y gestión 100% pública y de calidad en los servicios municipales del Ayuntamiento de Leganés”, concluyen las entidades que aparecen a continuación: Afectados CAID, AMPA Escuela de Música Manuel Rodríguez Sales, Federación Local de Asociaciones Vecinales de Leganés, A.VV. San Nicasio, A.VV. Barrio Centro, A.VV. Leganés Norte, A.VV. Vereda, A.VV. Zarzaquemada, A.VV. Arroyo Culebro, Casa de la Educación de Leganés (Colectivo Ama-Gi, Amigos de Verbena, AMPA CEIP Ángel González, AMPA IES José de Churriguera, Comisión de Educación de Leganés, Comunidad Educativa Trabenco, ProTGD), Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Leganés (PAH Leganés), Asociación Indigentes Leganés, Asamblea Leganés por la República, CGT Madrid Sur, CNT Comarca Sur Madrid, Ecologistas en Acción Leganés, Ciudadanos por el Cambio, Red Ciudadana de Acogida, Leganés para Todas. Agrupación de familiares Unión de Residencias de Leganés (URL), Asociación Pensiones Dignas Leganés, Proyecto del Menor de Leganés, Plataforma Ciudadana Luis Montes en defensa de la Sanidad Pública en Leganés.