Mañana a las 13:00 comienza un nuevo programa desarrollado íntegramente por la Asociación Deportivo y Cultural Rosa Luxemburgo de Aravaca (ACROLA), “Los vermús de la Rosa” con el fin de poner en valor la música en vivo y a los grupos y músicos de Aravaca y del distrito. Los protagonistas serán estos mismos artistas, que a través de la Red de Cultura de Moncloa-Aravaca, que aglutina a pintores, músicos, tanto grupos como cantantes y gentes de las artes plásticas, se han puesto en contacto con la entidad para que puedan participar en esta iniciativa para disfrute de todos los vecinos y vecinas.

La programación se desarrollará los sábados a las 13:00 en el patio central del Centro Comercial Rosa Luxemburgo, a lo largo de los meses de abril y mayo, y finalizará el sábado 4 de junio. En esta primera edición, dirigida a todos los públicos, intervendrán todo tipo de músicas y disciplinas. “Contaremos con Big Band de swing, jazz, música irlandesa, folk tradicional, rock de los 50, flamenco fusión, músicas del Sur y del Mediterráneo, y tendremos un sábado de “Micro Abierto” donde nuestros jóvenes sacaran todo su arte y duende y esa maravillosa improvisación hará su magia en todos los presentes”, informa ACROLA.

“Los Vermús de la Rosa” arrancan mañana a las 13:00 con La Orkestina del Barrio, una Big Band del barrio de Manzanares-Casa de Campo, seguirán el 23 de abril con Óleo, una agrupación de músicas del Sur del Mediterráneo y continuarán el sábado 30 con Aires Flamencos, un grupo de flamenco fusión.

La cultura y su promoción es una de las señas de identidad de la Asociación Deportivo y Cultural Rosa Luxemburgo de Aravaca, y la música no es una excepción. Este nuevo programa “trata de dar la visibilidad que se merecen los artistas y músicos de nuestro barrio y nuestro distrito, poniendo su infraestructura, para que las vecinas y vecinos, disfruten en primera persona del talento y el arte que desprenden en directo”, señala.

El colectivo organizador anima a todos los vecinos no solo de Aravaca, sino de Madrid, a que acudan a disfrutar de un rato de música en directo y de esta manera “se sumen a apoyar a todos estos artistas que, durante estos dos años de pandemia, han visto mermada su capacidad ejercitar en directo y con público su profesión”. La música es una poderosa mezcla de ideas, talento, creatividad y profesionalidad, pero, sobre todo, pasión y eso es precisamente lo que ACROLA demuestra una vez más con esta iniciativa, pasión por la cultura.