Los colectivos de barrio que conforman la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) llevan días impulsando en sus barrios y municipios todo tipo de actos por la igualdad, en el marco de la movilización anual del 8-M, Día Internacional de la Mujer. Exposiciones, pasacalles, debates, conferencias, performances callejeras, conciertos, recitales de poesía, talleres de confección de mariposas moradas, carteles o camisetas…pueden verse (y vivirse) esta semana en toda la geografía de la región gracias al impulso de colectivos de mujeres y agrupaciones vecinales. Acciones que sirven para acercar a la gente el discurso y la práctica por la igualdad de género y, desde luego, para calentar motores de cara a la gran movilización de este domingo, 8 de Marzo.

Un año más, la FRAVM se suma a la marea violeta y hace un llamamiento a la ciudadanía madrileña para que ese día desborde el centro de la capital en la manifestación feminista que, recordamos, partirá a las 17:00 de la Plaza del Emperador Carlos V (Atocha) y finalizará en la Plaza de España de Madrid. Antes, anima a participar en las concentraciones que tendrán lugar a las 12:00 en numerosas plazas de la comunidad autónoma.

Por otro lado, la FRAVM hace suyo el posicionamiento ante el 8-M de la Red Estatal de Mujeres Vecinales, el espacio feminista de la Confederación Estatal de Asociaciones Vecinales (CEAV), de la que forma parte. En un comunicado que acaba de hacer público, las mujeres vecinales apelan a la unidad del Movimiento Feminista y a sacar su lado más reivindicativo en esta jornada . “No vamos a dar marcha atrás ni a renunciar a ninguno de los derechos que tanto nos ha costado conseguir. Seguiremos siempre adelante, a pesar de todo y todos aquellos que nos quieren volver invisibles”, indican en un texto que reproducimos íntegramente a continuación.

Vivas y unidas, muy unidas, nos queremos

Desde la histórica Huelga Feminista de 2018 el movimiento en defensa de los derechos de las mujeres no ha parado de crecer. Esto, sin embargo, parece suponer una amenaza a los intereses de grupos políticos que niegan la violencia estructural que afecta a las mujeres y que explica la desigualdad salarial, la feminización de los cuidados y la violencia física y verbal que se ejerce sobre nosotras y que nos está matando (58 mujeres fueron asesinadas desde marzo de 2019 a marzo de 2020). 

Desde la Red Estatal de Mujeres Vecinales, espacio integrado en la Confederación Estatal de Asociaciones Vecinales (CEAV), queremos, a través del presente comunicado, dejar claro que no vamos a dar marcha atrás ni a renunciar a ninguno de los derechos que tanto nos ha costado conseguir. Seguiremos siempre adelante, a pesar de todo y todos aquellos que nos quieren volver invisibles.

Este año 2020, pese a algunos avances como la nueva Ley de Libertad Sexual o la subida del salario mínimo que ha impulsado el nuevo Gobierno, las mujeres queremos señalar, por un lado, la necesidad de avanzar en normas consensuadas con el movimiento feminista que nos permitan dar pasos firmes en los derechos de las mujeres. Y por otro, que estas medidas son insuficientes, pues cuando hablamos de la transversalidad del feminismo nos referimos, expresamente, a que todas las medidas de tipo laboral o social deberían contar con propuestas específicas que se hagan cargo de la desigualdad de la mujer, una diferencia que nos discrimina en todos los aspectos de la vida. Y estaremos vigilantes para que el Ministerio de Igualdad no sea una institución meramente simbólica.

Lucharemos sin descanso y presionaremos a todas las instancias de la Administración por la equiparación salarial, por una vida digna. Poniendo el foco, además, en aquellos aspectos más lesivos la mujer, como la mercantilización de nuestros cuerpos en la prostitución o en los vientres de alquiler, que aparecen como máxima expresión del dominio patriarcal.

Este año, además, ante quienes pretenden fragmentar el movimiento feminista, queremos resaltar la necesidad de estar más unidas que nunca, porque somos mayoría. Somos las mujeres de los barrios, de los pueblos, de la España urbana pero muy especialmente de la “España vaciada”, mujeres a pie de calle que a través de nuestro trabajo en los barrios sabemos de primera mano cuáles son nuestras necesidades.

Por un 8 de marzo unidas, por un 8 de marzo más reivindicativo que nunca.

Red Estatal de Mujeres Vecinales

Imagen: Red 8 de Marzo Villaverde