Aunque es la primera vez que se celebra en la zona de Madrid Río, la manifestación ciclista “Queremos un instituto en Legazpi-Delicias ya” llega este domingo a su tercera edición. Promovida por las asociaciones de madres y padres de alumnos de los colegios públicos Miguel de Unamuno, Plácido Domingo y Tirso de Molina y las asociaciones vecinales de la zona, que esperan que sea la última marcha por este motivo, partirá a las 12h de la calle Párroco Eusebio Cuenca. Desde allí se dirigirá al barrio de Los Puertos para recorrer la orilla del Manzanares hasta el Puente Oblicuo, donde se iniciará la vuelta hasta finalizar en el centro cultural Casa del Reloj (Paseo de la Chopera, 6).

Tal y como ha hecho público la asociación vecinal Nudo Sur, el acto, que se inscribe en el marco de una incisiva campaña por la consecución del instituto, tiene como objeto “recordar a la administración que, además de las grandes obras, los ciudadanos siguen necesitando equipamientos básicos, servicios públicos y derechos ciudadanos, y es obligación de los responsables políticos hacerlos realidad’. Desde 2008, los colectivos ciudadanos, que han intensificado sus acciones en las últimas semanas, han recogido 6.000 firmas de vecinos en apoyo de una demanda que también cuenta con el visto bueno del Pleno de la Junta de Arganzuela. El pasado 12 de abril, tras reunir en sólo una semana más de 300 solicitudes de futuros alumnos, procedieron a colocar, de manera simbólica, la primera piedra del equipamiento en una parcela que lleva 15 años sin uso y está situada junto a la calle Párroco Eusebio Cuenca, en la antigua playa de vías del Museo del Ferrocarril. Las asociaciones de la zona han escogido este solar porque no sólo se encuentra en un punto equidistante de los barrios de Legazpi y Delicias sino que, según el actual Plan General de Ordenación Urbana, está destinado a albergar un equipamiento básico de uso educativo. Estos hechos sirven para desmontar los argumentos de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, que insiste en que no existe demanda suficiente ni terrenos disponibles en este momento para la construcción del nuevo centro.

‘Al levantarse el instituto en estos terrenos se resolvería además en gran medida la urbanización de esta zona tan degradada en pleno centro de Madrid, y los graves problemas de comunicación peatonal existentes entre la zona del Paseo de las Delicias, Mendez Álvaro y Legazpi’, añaden las entidades ciudadanas, antes de recordar una vez más que el distrito de Arganzuela tiene únicamente dos institutos para 160.000 habitantes, ‘mientras que municipios con poblaciones similares o menores superan con mucho la escasa oferta educativa pública de Arganzuela, como es el caso de Torrejón de Ardoz (113.000 habitantes y 7 institutos de secundaria) o Getafe (160.000 habitantes y 14 institutos de secundaria)”.