No es la primera vez que se produce un accidente con víctimas mortales en esta vía, que algunos vecinos denominan la “avenida de la muerte”. El 15 de mayo de 2007 cinco personas murieron a muy pocos metros del siniestro del viernes. En aquel entonces la desgracia se produjo en el acceso que existía entre la A4 y la avenida de los Rosales, que fue cortado poco después del accidente.

A pesar de ser una vía situada en el municipio de Madrid, esta avenida, en su tramo entre la M45 y el By Pass de la A4, es una carretera autonómica (la M-301) de dos carriles donde los vehículos circulan a gran velocidad.

Los vecinos del barrio de Butarque llevan años solicitando la conversión de vía urbana de la avenida. En 2013 el Ayuntamiento de Madrid y la Comunidad llegaron a un acuerdo para que así fuera pero solo hasta el By Pass de la A4; a partir de ese punto continúa siendo una carretera autonómica.

Además, la vecindad, como recuerda la Asociación Vecinal Independiente de Butarque (AVIB), ha reclamado “en numerosas ocasiones la colocación de una rotonda entre la avenida de los Rosales y la calle Hulla, para conseguir reducir la velocidad en el tramo y dar un acceso fundamental al barrio, que desde se produjera el accidente y hasta pasadas las once de la noche quedó prácticamente incomunicado al ser este tramo el único acceso directo a Butarque”.

Negativa de la Administración

Pero la respuesta de la Dirección General de Carreteras de la Comunidad de Madrid a las demandas ciudadanas siempre ha sido negar la construcción de esa glorieta, alegando que se trata de una carretera y no de una calle. El accidente ha coincidido con el arranque de una campaña de recogida de firmas para solicitar la rotonda, “que debería venir acompañada de la adopción de medidas para reducir la velocidad del tramo autonómico y crear una nueva conexión con el By Pass de la A4”, subraya AVIB.

“Esperemos que no se tengan que seguir lamentando víctimas para que de una vez por todas se ponga solución a los problemas de una carretera que debería ser un tramo urbano”, concluye la entidad barrial.