Más un centenar de vecinos Orcasitas han participado en una concentración que ha tenido lugar esta mañana frente a la oficina que Auna tiene en la calle Bravo Murillo en protesta “por los abusos que esta empresa está cometiendo con los vecinos de este barrio”, entre los que destacan “contratos engañosos para los usuarios; falta de información y atención a los usuarios; incidencias constantes en el servicio; dificultades para contactar con el centro de atención al cliente, que no da respuesta; el cobro de dobles facturas, poniendo trabas al derecho de portabilidad – derecho a cambiar de operador sin necesidad de cambiar el número de teléfono- y amenazas, incluso, de llevar a juicio a aquellos vecinos que quieren darse de baja”.

Pero no son los únicos, advierten. Los portavoces de la A.V. Orcasitas señalan que estos abusos se están cometiendo con multitud de usuarios en nuestra ciudad. Pero el barrio de Orcasitas, dicen, “conforme a su tradición de afrontar los problemas de manera comunitaria y solidaria, pretende encabezar una protesta que contribuya a poner de manifiesto la necesidad de una mayor regulación para proteger a los usuarios del sector de las telecomunicaciones”.