En una asamblea que tuvo lugar el pasado 18 de enero, la Coordinadora de Asociaciones Vecinales de Carabanchel acordó de forma unánime solicitar al consitorio que dirige Manuela Carmena el cambio del nombre de la calle Muñoz Grandes por el de uno de sus vecinos más queridos y recordados, el sindicalista Marcelino Camacho. De esta manera, en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, una de las arterias más importantes del distrito dejará de llevar el nombre del antiguo ministro secretario general del Movimiento franquista, comandante en jefe de la División Azul y uno de los principales responsables de la represión contra el levantamiento obrero de 1934 en Asturias.

Las asociaciones consideran que nada mejor que reemplazarlo por el nombre de un vecino que dedicó toda su vida a luchar por los derechos de los trabajadores, la democracia y la libertad: el sindicalista, fundador de Comisiones Obreras y dirigente y diputado del Partido Comunista de España Marcelino Camacho.

Tal y como aprobó en el pleno municipal del pasado 22 de diciembre, el Consistorio tiene previsto modificar en los primeros seis meses del año la denominación de treinta calles, tres de las cuales se encuentran en el distrito de Carabanchel. Se trata de la citada Muñoz Grandes, General García de la Herrán y la plaza de Fernández Ladreda, que sirve de límite con el distrito de Usera. García de la Herrán fue uno de los militares que se sublevaron con Sanjurjo en 1932, mientras que José María Fernández Ladreda y Menéndez Valdés fue ministro de Obras Públicas y procurador en las Cortes franquistas.

Para la populosa plaza de Fernández Ladreda, conocida como plaza Elíptica por buena parte de los habitantes de la zona, las asociaciones vecinales de Carabanchel proponen la denominación ‘Maestras de la República’. Elena Sigüenza, miembro de la Asociación Vecinal Parque de Comillas y de la citada coordinadora traslada el sentir de las asociaciones vecinales de Carabanchel sobre la aplicación de la Ley de Memoria Histórica en el distrito: ‘esperamos que el cambio se realice cuanto antes y que las asociaciones podamos participar activamente en este proceso’.