Las vecinas y vecinos de Orcasitas (Usera) llevan dos meses denunciando el estado de abandono de la estación de cercanías del barrio, una estación que no tiene ni taquillas, ni torniquetes ni máquinas expendedoras de billetes y que es diariamente utilizada por los 15.000 vecinos del entorno, amén de los que provienen de Ciudad de los Ángeles, Colonia Fernando y El Espinillo, San Luciano y que dejan sus vehículos en el aparcamiento disuasorio ubicado en la calle Campo Tejar, junto a la estación.

El pasado 8 de febrero, representantes de la A.V. Grupo Martes de Orcasur (Usera) mantuvieron una reunión con el comisario del distrito, el gerente de Coordinación Territorial y representantes de seguridad de RENFE. En el encuentro, éstos reconocieron que RENFE desmanteló la estación eliminando los elementos descritos porque eran objeto de continuos ataques por parte de un grupo de vándalos y se comprometieron a activar las medidas necesarias para devolver la estación a la normalidad. Tres semanas después, los vecinos denuncian, no sólo que todo sigue igual, sino que los vigilantes cierran la estación algunas noches sin previo aviso.

La A.V. Grupo Martes de Orcasur inició, a petición de las vecinas y vecinos del barrio, una campaña de recogida de firmas que en tres semanas ha sido apoyada por 3.525 personas. La entidad se reunión con el portavoz de Transporte e Infraestructuras del grupo socialista en la Asamblea de Madrid, José Quintana, quien se ofreció a mediar con los responsables de RENFE para que recibiera a los representantes vecinales y éstos le entregaran las firmas y transmitieran las peticiones vecinales. Éste, sin embargo, ha cerrado las puertas de su despacho sospechando que los miembros de la asociación acudirían acompañados por los medios de comunicación.

Ante esta situación, la asociación ha decidido registrar las firmas en el ministerio de Fomento con una carta dirigida a Magdalena Álvarez instando a que tomen, de forma urgente, las medidas necesarias para garantizar un servicio digno y denuncian que RENFE haya preferido abandonar la estación a adoptar las medidas para hacer frente a los actos vandálicos de un grupo de jóvenes. Solicitarán, asimismo, el cubrimiento de las vías para comunicar los barrios de Meseta, Jardines Ibarra y Orcasur, como ya se hiciera en Entrevías