Aunque el Hospital Militar del Aire, construido hace treinta años, fue concebido para prestar servicio al personal de las Fuerzas Armadas, con los años llegó a convertirse en centro de referencia de la población civil y a ser considerado uno de los tres mejores de España por los responsables del premio Avedis Donavedian.

Finalmente y, a pesar de que en los últimos años se habían invertido millones de pesetas en la construcción de nuevos quirófanos, de una UVI de Urgencias…, el hospital fue derribado ante el estupor de los vecinos.

El 26 de septiembre de 2003 el Consejo de Ministros autorizaba la construcción del nuevo Hospital Central de la Defensa en Madrid “en los terrenos del antiguo Hospital Militar del Aire” y con un presupuesto aproximado de 85 millones de euros. El nuevo hospital sustituiría “al actual Hospital Central (antiguo Gómez Ulla) el cual, por sus dimensiones y estructura, demanda una excesiva cantidad de recursos humanos y conlleva unos gastos de mantenimiento muy elevados. Por otra parte, es intención del ministerio de Defensa, previo convenio con la Comunidad Autónoma de Madrid, que se ponga a disposición de la sanidad pública madrileña”.

En febrero de 2004 el Consejo de Ministros autorizaba “la celebración del contrato para las obras de la nueva sede del Hospital Central de la Defensa en Madrid”, un proyecto dotado con 84.723.313 euros que “tiene un indudable interés para la ciudadanía de Madrid, pues es intención del ministerio de Defensa que, además de cubrir la asistencia sanitaria del personal militar y sus familias, previo Convenio con la Comunidad Autónoma, se ponga a disposición de los beneficiarios de la sanidad pública madrileña”.

Las obras no aún no han empezado, ello a pesar de que el hospital de referencia del área IV, el hospital Ramón y Cajal, da cobertura sanitaria a 500.000 personas, el doble de lo recomendado por la Ley General de Sanidad, una situación que ha obligado en más de una ocasión a derivar pacientes a otros hospitales de Fuenlabrada y al Carlos III.

De las antiguas instalaciones queda un Centro de Diagnóstico y Especialidades infrautilizado de uso exclusivo para personal militar con el que la Comunidad de Madrid no ha mostrado, por el momento, interés llegar a un acuerdo de concierto. Entre tanto, la Coordinadora denuncia que las listas de espera para pruebas diagnósticas siguen creciendo, a pesar de que la gerencia del Área de Atención Especializada del Área 4 se niega a facilitarles los datos, obligándoles a solicitarlos a través del Defensor del Paciente.

Por todo ello y, hartos de una atención sanitaria deficitaria, la Coordinadora de entidades ciudadanas en Defensa de la Sanidad Pública del Área 4 (Ciudad Lineal, San Blas, Hortaleza y Barajas) convoca una concentración que tendrá lugar el jueves 21 de junio a las 20h. en la entrada del antiguo Hospital Militar del Aire para reivindicar la inmediata construcción de un hospital y el mantenimiento del ambulatorio y su concierto con la sanidad pública madrileña.