El pasado 28 de enero la Audiencia Provincial de Madrid hizo público el Auto que confirma el sobreseimiento y archiva las presuntas sedaciones irregulares en el Hospital Severo Ochoa de Leganés ordenando que se suprima toda referencia a la posible mala praxis de los médicos denunciados.

Esta fecha supone, en palabras de Juan Antonio Sánchez, uno de los portavoces de la Federación Local de Asociaciones de Vecinos de Leganés, “un hito importantísimo en la lucha diaria que, desde hace casi tres años, vienen librando los profesionales imputados con el irreductible apoyo del personal sanitario, de las vecinas y vecinos y del equipo de gobierno municipal (PSOE e IU) de Leganés y de la Federación vecinal contra la irresponsable actuación del responsable de la Consejería de Sanidad, Manuel Lamela y el equipo de Gobierno regional. Paradójicamente –añade-, después de estos casi tres años, no vemos el final. Lo sería, si los responsables políticos mencionados asumieran su responsabilidad y cumplieran su palabra, plasmada en diferentes medios de comunicación: responder ante los profesionales y la ciudadanía, si la justicia se pronunciaba a favor de los médicos. Han tenido una semana para demostrarlo, pero lejos de hacerlo, hemos asistido atónitos e indignados al escuchar las declaraciones de Esperanza Aguirre, de Güemes, actual consejero de Sanidad, y por supuesto, a las palabras prepotentes e insultantes que Lamela pronunció el pasado sábado, después de su desaparición, en la que una vez más le pillamos mintiendo (no estaba de viaje de trabajo, sino de vacaciones)”.

Todo esto –asegura Sánchez- “no hace más que poner de manifiesto que detrás del llamado `caso Severo Ochoa´, estaba orquestada toda una estrategia, bien pensada y planificada, sobre el derecho a morir dignamente y todo lo que esto conlleva dentro del Sistema Sanitario Público, en un momento en el que a nivel social, se podría abrir el debate de la eutanasia. Para alcanzar su objetivo, no les importó el daño que pudieran ocasionar en unos profesionales cuyo delito ha sido trabajar y defender el modelo sanitario público y nada les importó romper la confianza entre el médico y el paciente, si de paso, se crea desconfianza también en el modelo y así se empieza a apostar por otros”.

La publicación del Auto de la Audiencia Provincial coincidía con el desmantelamiento del servicio de Salud Mental de Leganés, a la cabeza del cual estaba el Dr. Manuel Desviat, que llevó a cabo la conversión del antiguo manicomio en el actual Instituto Psiquiátrico José Germáin. Desviat y otras dos profesionales han sido cesados de sus cargos. “¡Qué casualidad también en Leganés! -apunta Sánchez-. Si a todo esto añadimos la situación que se está agravando en Atención Primaria, nos encontramos con un panorama nunca visto hasta ahora en la Sanidad Pública”.

Así, la Federación vecinal de Leganés, junto con la Asociación en Defensa del Severo Ochoa y la FRAVM convocan una manifestación que tendrá lugar el jueves 14 de febrero a las 18.30h. desde la glorieta de los Cabezones hasta el hospital Severo Ochoa para:

• Felicitar al Dr. Montes y a todo su equipo por hacer valer sus derechos y su honor, a todos los profesionales del Severo Ochoa que, día a día han apoyado al Dr. Montes y a su equipo y que han sido represaliados por ello, y a la ciudadanía de Leganés, que ha estado apoyando a los profesionales y a su hospital.

• Exigir a la presidenta Aguirre y al consejero Lamela que pidan públicamente perdón al Dr. Montes y a su equipo, al personal sanitario del Severo Ochoa y a la ciudadanía de Leganés por haber actuado de forma negligente ante una denuncia anónima que ponía en entredicho, no sólo la profesionalidad de los acusados, sino la capacidad de la ciudadanía de Leganés, que poco menos, eran tratados como “ignorantes”.

• Exigir las responsabilidades políticas y éticas a Aguirre y a Lamela, que deben traducirse en dimisiones.

• Exigir a los responsables de la Comunidad de Madrid la restitución en sus puestos de trabajo de todos y cada uno de los represaliados.

• Exigir la creación de la Unidad de Cuidados Paliativos en el Severo Ochoa con los medios necesarios.

• Exigir, una vez más, el servicio de Oftalmología de urgencia.

• Exigir la restitución en sus puestos del Dr. Manuel Desviat y su equipo.

• Advertir que las organizaciones convocantes no consentirán la salida de profesionales de nuestro hospital sin que se cubran las bajas de forma inmediata.