Al día siguiente, la entidad ciudadana tiene previsto consignar estas adhesiones en el registro municipal.Lorenzo Álvarez, presidente de la asociación, se muestra exultante ante “la impresionante respuesta de la gente” del barrio. “Después de convocar a los vecinos durante tres días con la megafonía, el domingo asistieron más de 3.000 personas a la fiesta de recogida de firmas que organizamos. Fue increíble. Mucha gente llegó antes de la hora convocada y tuvimos que ampliar el acto una hora más; hubo un momento en el que la fila para firmar era de 150 metros”, afirma el portavoz.

Las vecinas y vecinos de Las Tablas protestan porque, a pesar de que llevan dos años demandando espacios públicos de los que carece la zona, como centros de salud, culturales, educativos y deportivos, el Ayuntamiento, sin contar con su opinión, ha adjudicado a entidades privadas tres parcelas públicas para construir centros de atención de personas con riesgo de exclusión. Álvarez denuncia que “el Ayuntamiento ha decidido de forma unilateral, y sin hacer ningún caso a las reiteradas propuestas de información y solución a estos centros y a los equipamientos demandados, la implantación de estos centros de acogida, en un barrio en el que se nos niega un centro de salud, en el que se nos niega reiteradamente, tener un instituto de secundaria, en el que se nos niega un nuevo colegio publico, más escuelas infantiles públicas, una biblioteca, un polideportivo, y todos los equipamientos básicos que en un barrio, que -aunque pretendan convencernos de lo contrario, diciendo que no vivimos suficientes vecinos-, necesitamos para el normal desarrollo de las personas y su bienestar social”.

Para Álvarez, “nuestros impuestos, los que pagamos todos y cada uno de los vecinos de Las Tablas, no se dedican ni en un porcentaje ínfimo a la consolidación de un barrio que a finales de este mismo año, albergará a más de 40.000 vecinos y más de 30.000 trabajadores de las empresas ubicadas en el mismo. Reclamamos pues la misma solidaridad de la Administración, que a nosotros se nos impone, por parte del Ayuntamiento”, apostilla.