El pasado sábado 10 de enero, la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C, que protagoniza un encierro en el hospital Doce de Octubre desde el 18 de diciembre, llevó a cabo una multitudinaria marcha desde el centro hospitalario hasta el Palacio de La Moncloa para entregar un escrito dirigido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con el objetivo de pedirle una partida presupuestaria extraordinaria de 800 millones de euros para tratar a los enfermos graves de hepatitis C.

Con esta cuantía, se podría garantizar el acceso a los fármacos de última generación a los más de 45.000 pacientes que sufren esta afección.

La plataforma recuerda que desde que el 15 de enero de 2014 la Agencia Europea del Medicamento autorizara Sovaldi, uno de estos fármacos, en España han muerto más de 4.000 personas por esta enfermedad. ‘No se puede dejar que los afectados lleguen a estar cirróticos o moribundos para darles la medicación, como está haciendo el Gobierno’, denuncian.

La plataforma exige que se hagan públicos los detalles de la negociación del Ministerio de Sanidad con los laboratorios para que sus responsables expliquen por qué el fármaco les cuesta 25.000 euros cuando el mismo tratamiento cuesta 900 euros en Egipto y 600 en la India e insiste en que el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, presione a las farmacéuticas para abaratar el precio de los nuevos medicamentos contra la hepatitis C.