Los vecinos escogieron un hospital como el equipamiento más necesario e hicieron especial hincapié en que la gestión del mismo sea pública y que cuente con las camas y las especialidades necesarias para prestar una atención digna. La residencia para la tercera edad sería fundamental para dos distritos con mayor población por encima de sesenta y cinco años en la ciudad de Madrid y fue otra de las instalaciones más demandadas. La instalación universitaria propuesta, podría consistir en una facultad de medicina y una escuela de enfermería vinculadas al nuevo hospital, lo que garantizaría los especialistas necesarios para el nuevo centro y para paliar el déficit de especialistas médicos que padece la región.Pero quizá la propuesta más innovadora sería la construcción de un gran equipamiento cultural en el edificio central de la antigua prisión. Aprovechando la emblemática cúpula de Carabanchel, y adaptando sus ocho brazos, los vecinos proponen un Centro Cultural vinculado con la Paz, los derechos humanos y la memoria histórica. Una propuesta que incluye un centro de congresos y exposiciones, una biblioteca con archivo histórico, un conservatorio, una escuela de idiomas, un centro para creadores y un Museo de la Memoria.La asamblea encomendó a la coordinadora la defensa de este proyecto. Para su ejecución resulta indispensable detener el deterioro del edifico central, por lo que el próximo martes 19 de febrero se presentará una denuncia ante el Ayuntamiento de Madrid y se está preparando una demanda por abandono del Patrimonio público.Como última iniciativa los vecinos aprobaron continuar con las movilizaciones y han convocado una manifestación el miércoles 20 de febrero desde la Plaza de Alonso Martínez hasta la Plaza de Colón, muy cerca del Ministerio del Interior para exigir la cesión de los terrenos para poder llevar a cabo el proyecto.El proyecto puede consultarse en la dirección Web http://www.avaluche.com/spip.php?article415