“No Acepto Madrid” es el nombre de una iniciativa que tiene su origen en una de las zonas más afectadas, el triángulo que forman La Elipa, Quintana y San Pascual, en Ciudad Lineal. El pasado mes de abril las asociaciones vecinales de estos barrios y el AMPA del colegio Elfo publicaron en Facebook un sencillo cartel destinado a que los residentes lo imprimiesen y colocasen de manera visible en sus vehículos. Sin dibujos, fotografías u ornamentos de ningún tipo, el cartel contiene únicamente la siguiente leyenda: “No acepto publicidad de prostitución. Por las mujeres. Por nuestros niños/as. Porque quiero un barrio limpio. Por un barrio libre de mafias”. A las pocas horas la entrada tenía miles y miles de visitas y Likes y era compartida por centenares de usuarios.

Este éxito hizo que pronto la modesta propuesta se extendiera a otros barrios del distrito y de la ciudad. Además de hacer un llamamiento a colocar el cartel, los colectivos de Ciudad Lineal, que han llegado a ser amenazados por estos hechos, invitaban a realizar batidas para retirar las tarjetas y llevarlas después a su local.

Alentadas por entidades y foros locales de otros distritos con problemas similares, las asociaciones convocaron una asamblea de ámbito municipal el pasado 19 de junio. Al encuentro acudieron colectivos de al menos siete distritos de la capital. Juntos acordaron crear la plataforma “No Acepto Madrid” con objeto de unir sus fuerzas para sensibilizar a sus vecindarios y presionar a las administraciones competentes. “No hay derecho a que nuestras calles se llenen de este tipo de publicidad, que denigra a la mujer, alienta a las mafias y genera más suciedad”, indica una de las pioneras de la protesta y presidenta de la asociación vecinal La Merced de Quintana, Ana Martínez, antes de añadir: “las ordenanzas municipales prohíben rotundamente este tipo de publicidad en la vía pública, porque atenta contra los derechos de los menores, pero se sigue permitiendo”. En su barrio el problema está alcanzando unas dimensiones dantescas: “en diez minutos puedes recoger en la calle Alcalá un taco enorme de tarjetas de los coches, pero a las pocas horas vuelven a pasar y otra vez llenan la calle. Hemos llegado a encontrar 15 tarjetas diferentes en un solo vehículo”, afirma indignada.

Tras la asamblea unitaria, que tuvo lugar en la sede de la asociación vecinal de San Pascual, la nueva plataforma abrió sendas cuentas en Twitter (@noaceptomadrid) y en Facebook , además de un mapa con los puntos de recogida de las condenadas tarjeta que puedes ver aq

.

De momento, la plataforma cuenta con 13 puntos repartidos en siete distritos: Ciudad Lineal, Puente de Vallecas, Villaverde, Tetuán, Centro, Carabanchel y Latina. Las asociaciones vecinales impulsoras, algunas de las cuales han organizado batidas colectivas de retirada de tarjetas, ya han acumulado montañas de estos desagradables papeles. ¿Qué harán con ellas? Lo sabremos después del verano.

Por ende, han abierto una petición en Change.org que a día de hoy cuenta con casi 2.400 adhesiones.

El pasado 12 de julio, una delegación de la plataforma ciudadana, acompañada del presidente de la FRAVM, Quique Villalobos, mantuvo un encuentro con el delegado del Área de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, a instancias de este. El concejal se mostró muy preocupado por la problemática y aseguró que en los próximos meses el Ayuntamiento tomará algunas medidas para hacerla frente. La primera, tras el inicio del curso escolar, será una serie de charlas en los centros educativos contra la discriminación de la mujer destinada a los alumnos y alumnas. Las delegadas vecinales valoraron de manera positiva la actitud mostrada por Barbero, pero le piden acciones más contundentes para desterrar de nuestras calles y plazas este tipo de publicidad. También han mantenido reuniones con responsables de Madrid Salud, que han acogido muy favorablemente la campaña ciudadana.