Hace ya meses que la Federación Local de Asociaciones de Vecinos de Leganés inició una activa campaña de información pública para concienciar a la ciudadanía y a las administraciones públicas de los posibles peligros que pueden comportar para la salud de las personas las raciaciones que emiten las antenas de telefonía móvil y los cables de alta tensión. En consonancia con las advertencias de numerosos científicos, la Federación local pide al consistorio de su localidad que garantice el principio de precaución en la nueva ordenanza de instalación de antenas que el ayuntamiento leganense está redactando.

En una reunión que representantes de las entidades locales y de la comisión de Medio Ambiente de la FRAVM mantuvieron con el alcalde de la localidad, Rafael Gómez Montoya y con el concejal de Medio Ambiente el pasado 12 de enero,las asociaciones presentaron un documento que recoge, de forma pormenorizada y con un sólido basamento legal, las propuestas vecinales a incorporar en la nueva ordenanza. Entre otras, las entidades reclaman que las antenas de telefonía se instalen en base a un Plan de Despliegue Local determinado por el Ayuntamiento, al cual deberán supeditarse las empresas de telefonía. A propuesta de las entidades, durante el mes de enero de cada año los operadores deberán comunicar al Ayuntamiento de Leganés las modificaciones o actualizaciones del contenido de su Plan de Implantación especificando el calendario de implantación de las nuevas instalaciones previsto; las fechas previstas de puesta en servicio y las fechas de retirada de las instalaciones que se hayan quedado en desuso. En virtud de las propuestas vecinales, las antenas deberán instalarse, en la medida de lo posible, fuera del entorno urbano para reducir el impacto de las radiaciones electromagnéticas sobre las personas, así como el impacto visual de las instalaciones. Además, a petición de las asociaciones, las instalaciones deberán ubicarse, con carácter general, en suelo no urbanizable y a una distancia mínima de 400 metros de la vivienda más cercana y de 600 metros de los centros educativo, sanitarios, geriátricos…

Los portavoces de la Federación local han anunciado que para exigir que “nuestras reivindicaciones tengan una respuesta afirmativa a la mayor brevedad, hemos puesto en marcha una campaña de recogida de firmas en los barrios de Leganés en los que están presentes nuestras asociaciones para informar a nuestras vecinas y vecions y recoger cuantas iniciativas nos planteen. En una segunda fase, invitaremos a la población a un acto informativo a cargo de expertos en este tema que tendrá lugar en el anfiteatro Egaleo el 7 de mayo. La siguiente medida será la convocatoria de una multitudinaria manifestación si en esas fechas no tenemos una respuesta convincente y de garantías para la salud de la ciudadanía”.