La Coordinadora Vecinal de Latina, integrada por las asociaciones de vecinos del distrito y ‘siguiendo la posición de la asamblea de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos’ ha decidido no participar en las Mesas por el diálogo y la convivencia impulsadas desde el Ayuntamiento de Madrid, por considerar ‘que no son más que un nuevo instrumento inútil, de carácter únicamente `propositivo´, burocrático y que parte de un modelo de participación opuesto al que el movimiento ciudadano defiende’. Las asociaciones de Latina han optado, asimismo, ‘por rechazar la propuesta de Agenda 21 en el Consejo Territorial del distrito, a pesar de haber participado muy activamente en todo el proceso y haber realizado un gran esfuerzo para elaborar más de doscientas propuestas de actuación para nuestros barrios que posteriormente, por mandato municipal, se han quedado en tan solo quince puntos, y dejar claro que criticamos la manera en que se ha desarrollado el proceso y la falta de interés por parte de la administración local que no ha destinado los esfuerzos necesarios, ni materiales ni económicos. El fracaso de la consulta popular, donde tan solo han participado el 0,17% de los vecinos del distrito, es el resultado del fracaso de la política municipal respecto a Agenda 21, y la posición de la concejala del distrito, Nieves Sáez de Adana, en el pleno del mes de octubre, negándose a hacer autocrítica y haciendo recaer la responsabilidad del mal resultado en los vecinos y asociaciones del distrito, es una actitud que no podemos tolerar’.‘La concepción burocrática y restrictiva puesta en marcha por el gobierno actual en el Ayuntamiento -añaden- está resultando un desastre debido a las nulas competencias de las juntas municipales y la falta de voluntad política por apostar por una auténtica participación ciudadana con capacidad de intervención. Es por ello que las asociaciones han exigido en el Consejo Territorial celebrado el 19 de octubre, un cambio total en la concepción de este órgano para evitar que las asociaciones dejen de participar. Las asociaciones de la Coordinadora Vecinal de Latina estamos hartas de decisiones de distracción y auto bombo disfrazadas de procesos participativos, como la Feria de Asociaciones organizada en Latina para la que se han destinado 47.000 € y donde la inmensa mayoría de asociaciones de vecinos se han negado a participar por considerarlo un acto completamente inútil. Contrasta el enorme gasto destinado por decreto de la concejala del distrito a esta feria, con la escasez de recursos destinados a subvencionar las entidades ciudadanas (39.000 € para 2006)’.

Por último, denuncian que ‘las expectativas levantadas con el Plan Especial de Inversiones se están evaporando. No existe un proceso participativo en el seguimiento del plan, las decisiones nos llegan impuestas desde el Ayuntamiento y las inversiones más importantes no están contando con dotación presupuestaria’.

Por últimos, los portavoces de la Plataforma abogan ‘por un modelo de participación real, donde las entidades y los vecinos puedan intervenir en aspectos relevantes de la política del distrito, y para ello es fundamental que las juntas de distrito se conviertan en verdaderos ayuntamientos con competencias en los aspectos fundamentales, con una dotación presupuestaria suficiente y con una composición democrática que pase por la decisión de los vecinos del distrito, y rechazamos un modelo participativo basado en la publicidad que únicamente busca el beneficio electoral’.