La primera de las demandas vecinales pasa por eliminar las barreras arquitectónicas del lugar con objeto de facilitar el acceso a las personas con movilidad reducida, así como por levantar un pantalla acústica que minimice las molestias por ruido en las viviendas cercanas. Aunque los responsables de RENFE reconocieron la necesidad de acometer estas mejoras, indicaron que la reforma de la estación “se ha quedado fuera del plan actual y que esperan que pueda estar en el próximo”. Además, invitaron a los delegados vecinales a trasladar sus demandas a la presidencia de la compañía y al Ministerio de Fomento, cosa que harán.

Como segundo punto del encuentro, solicitaron una solución técnica para que los trenes CIVIS, que llegan hasta la estación de Chamartín, realicen paradas en la estación de San Fernando. Para ello, indicaron los responsables de RENFE, sería necesario construir un nuevo anden, una decisión que depende del Ministerio. Actualmente, si desean viajar en un CIVIS los vecinos y vecinas de Coslada y San Fernando deben desplazarse hasta Torrejón de Ardoz.

Por último, las asociaciones vecinales trasladaron las quejas de los viajeros que toman el tren en dirección Madrid en hora punta, entre las 7:00 y 8:00, ya que los días laborables encuentran grandes dificultades para subir a unos convoyes que llegan a San Fernando completamente llenos. Para aliviar esta situación, demandaron un refuerzo en los trenes en esta franja horaria. RENFE se ofreció a hacer un estudio con objeto de poner en marcha soluciones para paliar este déficit, que se podrían concretar en el uso de trenes de más capacidad. Asimismo, sus técnicos adelantaron que próximamente van a realizar mejoras en los andenes de las estaciones de Meco y Alcalá Universidad, lo que permitirá el tránsito de trenes con mayor capacidad, mejorando “de forma notable” el servicio en la línea de Cercanías del Corredor del Henares.