El pasado viernes 9 de marzo, las asociaciones vecinales de Villa de Vallecas se reunieron con el nuevo concejal presidente del distrito, Manuel Troitiño, que sustituye en el cargo a Ángel Garrido, nombrado presidente del Pleno del Ayuntamiento de Madrid el pasado mes de enero.

El encuentro fue convocado por iniciativa de las asociaciones vecinales con el objetivo de tratar con él las actuaciones pendientes del Plan Especial de Inversiones y Actuaciones para Villa de Vallecas.

La reunión se desarrolló, en palabras de las asociaciones vecinales PAU Vallecas, La Colmena y La Unión en un ambiente “cordial”. En el encuentro se interesaron por las actuaciones del PEIA que no se han ejecutado: un equipamiento cultural, un polideportivo cubierto, dos pistas polideportivas con vestuarios, un centro de día para personas mayores, el desarrollo del Parque de la Gavia, un plan socio-educativo para adolescentes con centro de día incluido y la que las asociaciones consideran más urgente: el acceso al Hospital de Vallecas, prolongando para ello la calle Enrique García Álvarez, una actuación que depende del éxito de las negociaciones entre el Consistorio y el Gobierno regional. En este punto, las asociaciones sostienen que Troitiño se mostró “partidario” de retomar las negociaciones con la Comunidad de Madrid para garantizar el acceso al centro hospitalario, comprometiéndose para ello “a trasladar al delegado del Área de Gobierno de Economía, Empleo y Participación Ciudadana, Pedro Calvo y a la alcaldesa Ana Botella la necesidad del paso para el distrito”.

Además, el nuevo concejal “se refirió a la posibilidad de volver a sacar a concurso un aparcamiento subterráneo en Santa Eugenia, a rematar el camino de Zahorra al puente con Valdebernardo y a revisar el proyecto del parque de La Gavia, para abrir una parte al público”.

Para el resto de actuaciones pendientes de ejecución, sin embargo, “no hay previsiones halagüeñas” dada la coyuntura económica y la crisis de solvencia del Ayuntamiento de la capital.